Mejía somete un proyecto para controlar las deudas

Mejía somete un proyecto para controlar las deudas

El presidente Hipólito Mejía sometió al Senado un proyecto de Ley de Crédito Público que crea un Consejo de Deuda Pública que establecerá el tope máximo de endeudamiento interno y externo para cada ejercicio fiscal.

El gobernante también apoderó a la Cámara Alta de un proyecto de Ley de Tesorería, que establece nuevos mecanismos y técnicas en el manejo de caja y en la función de recaudación y pagos.

El presidente del hemiciclo, Jesús Vásquez Martínez, remitió ambas piezas a estudio de la comisión de Finanzas, que preside el senador Alejandro Santos, de Salcedo.

El Consejo de Deuda Pública lo integrarán el gobernador del Banco Central y los secretarios de Finanzas y Técnico de la Presidencia.

Son funciones del Consejo proponer al Poder Ejecutivo el nivel máximo de endeudamiento interno y externo que el Estado podrá contraer en el ejercicio fiscal siguiente, para su inclusión en el Presupuesto de la nación.

Igualmente, proponer al Ejecutivo la política y estrategia en materia de endeudamiento público y recomendar el límite máximo del mismo.

En el mensaje anexo al proyecto el presidente Mejía expresa que no existe un marco regulatorio del endeudamiento público.

Por consiguiente, agrega, la legislación que somete al Congreso procura consagrar criterios de referencia y parámetros que permitan al Gobierno obtener recursos crediticios en mejores condiciones de costo y oportunidad.

El proyecto crea además la Dirección General de Crédito Público como organismo rector del sistema.

La pieza, en su artículo 31, dispone que los títulos o bonos y las letras del Tesoro que constituyan deuda pública, serán emitidos en todos los casos por la Dirección General de Crédito Público.

A través del artículo 27, el proyecto establece que no se requerirá la autorización del Congreso para concertar operaciones que tengan como objeto el mejoramiento de los montos, plazos o la reducción del tipo de interés de las obligaciones que constituyan deuda pública, siempre que ésta no implique un aumento del valor presente del monto adeudado.

La otra pieza legislativa dispone que la Tesorería Nacional mantendrá una Cuenta Unica del Tesoro, en moneda nacional, en el banco designado al efecto.

También podrá establecerse una cuenta única operativa en moneda extranjera para administrar adecuadamente los fondos públicos provenientes de convenios nacionales e internacionales y otras transacciones de igual carácter.

Este proyecto tiene por finalidad reemplazar en su totalidad la ley 3893, de fecha 18 de agosto de 1954, o Ley de Tesorería.

La nueva legislación promueve la modernización de la gestión financiera del Estado, expresa el presidente Mejía.

Resalta que la legislación es determinante para lograr un sistema general de tesorería pública verdaderamente compatible con la implantación del Sistema Integrado de Gestión Financiera (SIGEF).