Médicos deben dar antiviral a niños y embarazadas

Médicos deben dar antiviral a niños y embarazadas

Las afecciones respiratorias, la bronquiolitis y los problemas de asma  no dan tregua en las emergencias de los hospitales, razón por la que Salud Pública instruyó a los directores de hospitales  medicar a niños y mujeres embarazadas que tengan los síntomas de la gripe AH1N1.

En algunos hospitales, como el Luis Eduardo Aybar, la epidemia de dengue que afecta al país comenzó a bajar, ahora la nueva situación la representan las infecciones respiratorias agudas.

La Secretaría de Salud Pública alertó a los médicos para que no esperen la complicación del cuadro febril para aplicarle los antivirales. Las personas más vulnerables son lo niños y las mujeres embarazadas.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó a las autoridades de los países afiliados a ese organismo para que los médicos no permitan el deterioro de los afectados con el virus AH1N1.

Durante los meses noviembre-marzo, las enfermedades respiratorias se incrementan en los hospitales de la República Dominicana.

La medicación

Las sociedades médicas, sobre todo, la pediátrica solicitaron a los padres  acudir de inmediato a un centro de salud, si la fiebre es alta y no cede.

También pidieron a las familias  no se automedicarse y  no  prescribirse  antibióticos.

Las claves

1.   Enfermedades

Con la temporada de cambio de temperatura, las enfermedades respiratorias y el dengue, si el calor es húmedo, se incrementan.

2.  Baja dengue, pero….

En los hospitales del país se registra una cierta baja a los ingresos por dengue, pero aumentan las afecciones respiratorias y el asma.

3.  La decisión

Como se teme la posibilidad de combinaciones de virus, dado el momento fértil de esos problemas, se tomó la decisión de que los médicos no esperen el último momento para dar antivirales a los afectados.

4.  Eliminar criaderos

Epidemiólogos y salubristas llaman a la población a no descuidarse con el dengue. Se precisa que las comunidades ayuden a eliminar los criaderos del mosquito.