Médico alerta sobre alta cantidad niños quemados llegan al hospital

Médico alerta  sobre  alta cantidad niños quemados llegan al hospital

Hasta 36 niños quemados recibe cada mes el hospital Robert Reid Cabral, y el costo económico y el esfuerzo familiar para tratar estas lesiones es inmenso, aseguró ayer el doctor Andrés Nieves, director de la Unidad de Quemados del hospital.
Todo esto es más complicado porque Santo Domingo no tiene una unidad de quemados especializada en niños. Hace 10 años que el Ministerio de Obras Públicas abandonó la construcción de un gran espacio, junto a la parte trasera del hospital Robert Reid Cabral.
Nieves asegura que la mayoría de los niños quemados están entre las edades de uno a 12 años y el origen de las quemaduras es por contacto con líquidos.
“Los niños quemados llegan desde los estratos sociales más bajos de la sociedad”, insiste.
Sin embargo, las lesiones más graves son por quemaduras eléctricas, lo cual tiene graves implicaciones, asegura el experto.
En los meses de marzo y abril las quemaduras eléctricas se incrementaron por el juego de chichiguas. Por lo general los pequeños las vuelan y se enredan con el tendido eléctrico, insistió.
Tal es el número de quemados que llegan a este centro y la ausencia de un área especializada, que las autoridades se han visto precisadas a colocar a los pequeños en áreas comunes, expuestos a las más variadas infecciones.
La situación Como no existe un espacio especializado para tratar las quemaduras, los menores ingresados, dada la gravedad de sus lesiones, están junto a otros niños con otras patologías.
Se hacen esfuerzos para el cuidado de estos pequeños, asegura el doctor Andrés Nieves, director de lo que existe como unidad.
El Robert Reid Cabral tiene dos salas con niños ingresados con quemaduras graves. En el área de curación se juntan los que están ingresados y los que llegan de la calle, lo que viola todos los protocolos de calidad.
El cuidado Las quemaduras de niños de uno y otro sexo constituyen un tema de alta sensibilidad. La fundación Juan Luis Guerra da apoyo a estos pequeños, suple alimentación y material gastable.
Esta fundación hace un trabajo de asistencia, pero no se involucra en la política hospitalaria de atención, comentó un representante.
Sin respuesta El Ministerio de Obras Públicas no respondió ayer a la denuncia de que la Unidad de Quemados del hospital infantil Robert Reid Cabral lleva 10 años a menos de la mitad de construcción y en estado de abandono.
Periodistas de Hoy realizaron esfuerzos por comunicarse con el ministro Gonzalo Castillo, la asistente del relacionador público, Juan Recio, prometió dar el mensaje al periodista.
Se buscó información sobre el abandono de la construcción, la cual está llena de malezas y alimañas justo al lado del más emblemático hospital infantil de la capital dominicana. Solo la ciudad de Santiago tiene una unidad especializada.