Médicos piden evitar ceguera en niños

<p>Médicos piden evitar ceguera en niños</p>

La catarata congénita y los tumores visuales son las enfermedades que más afectan a la población infantil.

Por ALTAGRACIA ORTIZ G.
Pediatras de diferentes especialidades advirtieron ayer a las familias sobre la necesidad de prevenir la ceguera infantil, realizando chequeos preventivos desde el nacimiento, pues cada año sin revisión se reduce la capacidad de acción de los oftalmólogos.

La situación fue planteada ayer por los doctores Rosalda Damiano, presidenta de la Sociedad Dominicana de Pediatría, Herbert Stenn, presidente de la Sociedad Dominicana de Oftalmología y Rosa Fernández, presidenta del Consejo Nacional de Estrabismo, durante el curso de Oftalmología Pediátrica.

Para la doctora Fernández, lo más importante es que el pediatra aprenda a referir al paciente a tiempo y que los padres estén atentos a cualquier anomalía visual.

“Al nacer y desde los tres meses de edad, es importante chequear al niño, también antes de entrar a la escuela”, sostuvo la doctora Fernández.

Asimismo, resaltaron que si existen antecedentes familiares es importante mantenerse en voz de alerta. Además, señalaron que es importante que los padres sepan, que si al hacer una fotografía, un niño sale en la foto con uno de los ojos rojos, es necesario llevarlo al especialista de la visión.

DESDE EL NACIMIENTO
La catarata congénita, las infecciones, obstrucciones de conductores lagrimales, tumores como retinoblastomas, defectos de reflaxión. Estos últimos, si no son tratados a tiempo, pueden hacer que el niño pierda su visión, sostuvo el doctor Stenn.

A juicio de los especialistas, la medicina en materia de salud oftalmológica es la prevención, pero para eso, se recomienda que exista coordinación entre las diferentes especialidades.

Los grupos que mayor atención visual ameritan son los niños y los ancianos.

La perdida visual por efecto de reflaxión o estrabismo afecta a un seis por ciento de la población infantil, dijeron. Se trata de personas a las que un ojo le funcionará bien. Los tumores y la catarata congénita en los niños son las patologías infantiles que más preocupan a los oftalmólogos pediatras.

LA PREVENCION
Por lo general, el dominicano va al oftalmólogo cuando le duele un ojo, pero poco a poco algunas escuelas y colegios comienzan a pedir exámenes de la vista para los estudiantes.

Los oftalmólogos solicitaron a los padres revisar la salud visual de sus hijos, porque los trastornos oculares en niños disminuyen su calidad de vida en forma significativa.

La doctora Damiano fue enfática al señalar que desde el nacimiento el bebé está expuesto a múltiples enfermedades oculares, sobre todo cuando se registra bajo peso al nacer. En ese caso los pequeños pueden padecer de retonopatía del prematuro, considerada una enfermedad moderna.

La doctora Damiano habló, además del retinoblastoma, el cáncer de retina, el cual tiene un componente hereditario, si es en los dos ojos. Este tipo de cáncer registra un tres por ciento de niños menores de 15 años.

Dijo que cuando los niños tienen fascinación por la luz, miran siempre hacia el techo y en las fotos se observan un brillo rojo, los padres deben llevar al pequeño a su médico.

Algunos niños tienen visión borrosa y resulta más peligroso, porque no pueden decir a la madre lo que les pasa. Si se trata de un tumor maligno del ojo, puede hacer metástasis en el cerebro, la espina dorsal y los huesos.

Otra enfermedad de la visión es la ambiopía, conocida como ojo vago y la cual puede ser detectada antes de los ocho años.

En ese sentido, llamaron a los pediatras a ser minuciosos en la detección y referimiento de los casos. Algunas enfermedades de la vista comprometen la vida, razón por la cual es conveniente estar atentos a su diagnóstico.

El Estado dominicano no tiene una política definida en lo que concierne a la salud visual, pero se hace necesario que la sociedad especializada trace una estrategia para promover ese tipo de política sanitaria.