Mayor riesgo de Alzheimer entre diabéticos

Mayor riesgo de Alzheimer entre diabéticos

Un importante estudio, que aparece en la edición de mayo de los Archives of Neurology, ha observado la relación entre demencia y diabetes, y no sólo se refiere específicamente al Alzheimer, sino que también es el primero en revisar cómo los sistemas cognitivos pueden verse afectados de distinta manera en pacientes con diabetes.

Los resultados de la investigación también apuntan que hay cosas que se pueden hacer para luchar contra el mal de Alzheimer. “Esto fortalece la evidencia que ya teníamos de que un control más estricto sobre la diabetes podría ser importante no sólo para manejar complicaciones vasculares sino para reducir el riesgo del Alzheimer”, afirmó el doctor Sam Gandy, vicepresidente del consejo asesor medico y científico de la Asociación contra el Alzheimer.

“Ahora es posible, mediante el uso de agentes orales e insulina, así como de glucómetros relativamente indoloros, monitorear y controlar el nivel de azúcar en la sangre a niveles muy estrictos”.

El asunto de sí hay una relación entre diabetes y Alzheimer es muy importante, ya que la incidencia de diabetes tipo 2 está aumentando espectacularmente en todo el mundo y se sabe que si no se mantiene controlada, la diabetes puede conllevar problemas del corazón y de riñones, así como perjuicios cognitivos y mucho más.

Este estudio utilizó datos del Religious Orders Study, un estudio permanente sobre monjas, sacerdotes y religiosos católicos, para analizar la relación entre el Alzheimer y la diabetes. Se hizo seguimiento sobre 824 participantes durante cinco años y medio, a quienes se realizaron pruebas neuropsicológicas de cinco sistemas cognitivos.

Estos sistemas fueron conocimientos generales, memoria de trabajo, velocidad de percepción (la velocidad a la que se pueden hacer comparaciones simples, como si dos grupos de números son iguales) y la capacidad de reconocer patrones espaciales.

Durante el estudio, 151 de los participantes desarrollaron Alzheimer, incluyendo 31 que tenían diabetes.

Esto constituyó un aumento del 65 por ciento en el riesgo de adquirir Alzheimer entre personas que padecían de diabetes, comparada con quienes no la padecían. Los pacientes de Alzheimer y diabetes mostraron una mayor reducción en su velocidad de percepción (44 por ciento inferior) comparada con quienes tenían Alzheimer pero no diabetes. Otros sistemas también disminuyeron en la misma proporción.

[b]CAUSAS MULTIPLES[/b]

La diferencia en la velocidad de percepción puede ser debida a apoplejías, frecuentes entre personas con diabetes. Otros mecanismos subyacentes todavía no están claros, ni tampoco fueron específicamente abordados en este estudio.

“Una de las primeras cosas que uno piensa es que sería a través de un proceso vascular, porque sabemos que la diabetes está asociada con las enfermedades vasculares que afectan el cerebro y la capacidad para pensar”, afirmó el doctor Zoe Arvanitakis, neurólogo del Alzheimer’s Disease Center del centro médico de la Universidad Rush en Chicago y autor del estudio.

Tampoco es seguro si ésta es una relación causa efecto o simplemente una asociación, aunque el escenario de una relación causa efecto sería razonable. “Sabemos, por ejemplo, que la diabetes aumenta la arteriosclerosis y el colesterol alto, y que el colesterol alto puede agravar el Alzheimer”, puntualizó Gandy.

A esto hay que agregar que al parecer, la misma enzima que degrada la insulina también disminuye el péptido amiloide, el cual es importante en Alzheimer. En un paciente con diabetes, varios sistemas diferentes podrían estar compitiendo por la misma enzima.

Más información significa más esperanzas para la prevención y el tratamiento del Alzheimer. “El objetivo global de este y otros estudios es el de entender mejor los factores que aumentan o disminuyen el riesgo de adquirir mal de Alzheimer”, señaló Arvanitakis. “Si podemos identificar estos factores y entender qué mecanismos subyacen en esta relación, podríamos lograr influir en el riesgo de que una persona adquiera la enfermedad de Alzheimer”.