Mateo Moquete sostiene que pobreza no justifica los hechos delictivos

Mateo Moquete sostiene que pobreza no justifica los hechos delictivos

POR JUAN RAMON INIRIO
HIGÜEY.- El director de Inteligencia Criminal de la Policía Nacional, coronel Jacobo Mateo Moquete, expresó que la pobreza no justifica los hechos delictivos en que se ven involucrados jóvenes del país.

Agregó que de no detener el crecimiento de la delincuencia juvenil, «sin lugar dudas que en varios años estaremos viviendo una situación parecida a la que se vive en algunos países de Centroamérica, en Colombia y otros países donde este mal ha crecido».

Sin embargo, el oficial policial indicó que República Dominicana está llena de ejemplos de personas que se han superado a través del trabajo digno y decoroso, así como por los estudios y el deporte.

Citó el caso del teniente general, Bernardo Santana Páez, Jefe de la Policía, que desde limpiar zapatos en su natal Miches, pasando por barrendero en despachos de la institución, hoy ocupa el rango más elevado de la institución.

El coronel Mateo Moquete externó sus consideraciones durante el transcurso de una charla que ofreció a estudiantes, profesores y moradores del sector San José, de esta ciudad, en el salón de actos del centro educativo del mismo nombre, sobre la prevención de la delincuencia en la República Dominicana.

El oficial señaló que entre las causas que generan la delincuencia juvenil se encuentran la disolución del núcleo familiar, la transculturación desde los Estados Unidos, los medios de comunicación, modelos de conductas negativas, aumentos del consumo de drogas en los menores de edad y la falta de oportunidades.

Expresó que como consecuencia de la delincuencia juvenil está el incremento de los menores de edad, en hechos criminales y delictivos y la preponderancia de estos en el tráfico de drogas; su integración en las bandas y pandillas juveniles y el incremento de embarazos no deseados.

Mateo Moquete estimó que la mayoría de los crímenes y delitos que son cometidos con premeditación, sus ejecutantes están bajo los efectos de las drogas, algunos porque ya son consumidores habituales y adictos y otros para tomar valor y ejecutar el crimen o delito.

El oficial policial, que en una ocasión ocupó la dirección de prensa de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), dijo que algunas de las claves para evitar que los hijos caigan en el consumo de estupefacientes ni en la delincuencia, son darles buen ejemplo y mantenerse de cerca con ellos, sabiendo quiénes son sus amigos, con quiénes se juntan, a qué tipo de lugares visitan y saber sus gustos.

También dijo que debe dársele oportunidades a la juventud, como estudios, aprender oficios, etc., de forma tal que un joven ya a los 18 años de edad pueda tener una vía digna de ganarse la vida, además de orientarlos para evitar los embarazos no deseados que obligan, la mayoría de las veces, a las jóvenes a abandonar los estudios.

El charlista fue presentado por el padre Antonio Villavicencio, de la Parroquia San José; y estuvieron presentes las jovencitas Yohoska Gil, reina de las fiestas patronales del barrio; y las vireinas Belkis Rafelina Cabrera y Johanna Gissell Núñez.