Mateo Alou Uno de siete con 200 hits y promedio debajo de .300

Mateo Alou Uno de siete con 200 hits y promedio debajo de .300

POR FRANK PEÑA
NUEVA YORK.-
He dicho en artículos anteriores que batear 200 hits no es una meta fácil de alcanzar y que 4 equipos de las Mayores, en toda su historia, sólo han contado con un jugador que en una única temporada han logrado disparar 200 imparables.  Yo afirmé hace poco que en los últimos 106 años (1900-2005) tres jugadores pudieron hacer una de las más extrañas combinaciones en estadística: disparar 200 incogibles y ningún triple.

Los aludidos tres peloteros son Mike Sweeney, Miguel Tejada y Adrián Beltré.

Muy pocos escritores de béisbol sabrán de la también rara combinación estadística y de la historia contenida en el presente artículo: conectar 200 hits y no batear para .300 en promedio de bateo.

Pues bien, desde 1901 -año en que se funda la Liga Americana- solamente 7 jugadores de las Grandes Ligas han disparado 200 hits en una campaña y, al mismo tiempo, han terminado el año por debajo de la marca de .300 en bateo.

El dominicano Mateo Alou es uno de esos 7 peloteros; para comodidad del lector, hablaré cronológicamente de cada uno de los miembros del extraño y selecto grupo.

El jardinero Jo-Jo More jugó 12 años con los Gigantes de Nueva York y cerró su carrera con .298 en bateo, 513 carreras empujadas, 809 anotadas, 1615 hits, y 79 jonrones. Tuvo dos años de 200 imparables y tres de 100 carreras anotadas.

Ofensivamente, el 1935 fue un año bueno para More pues bateó para 108 carreras anotadas, 71 empujadas, 28 dobles, 9 triples y 15 jonrones; lo extraño en los números de Jo-Jo More en 1935, es que habiendo producido 201 hits su promedio de bateo fue de .295, pues consumió 681 turnos al bate.

El campocorto Maury Wills jugó 14 temporadas en las Mayores, mostrando pobre ofensiva pero una gran habilidad en el robo de bases (586); él es uno de pocos jugadores que ha estafado 100 bases en una campaña.

En 14 años escasamente empujó 458 carreras, pero anotó 1067. El total de 20 jonrones muestra poco poder, pero Maury Wills era muy bueno embasándose: en 7588 turnos pudo batear de hits en 2134 ocasiones.

En 1962, Maury Wills empujó 57 carreras y anotó 130, conectó 10 triples y se robó 104 almohadillas; pero como disparó 208 hits en 695 turnos su average no pasó de .299

El Salón de la Fama Lou Brock fue el tercer jugador que combinó un average de menos de .300 y 200 imparables; él tiene características pararecidas a las de Maury Wills.

Jugó en 19 temporadas, en las que acumuló 149 cuadrangulares, 3023 hits, 1610 carreras anotadas y 900 empujadas; la velocidad le permitió anotar más de 100 carreras en 7 distintas campañas, ser el líder de estafas en 8 oportunidades, y robarse 938 bases en la carrera.

En cuatro ocasiones Lou Brock bateó 200 hits, pero la temporada que me llama la atención es la de 1967, cuando logró 113 carreras anotadas, 76 impulsadas, 12 triples, 21 jonrones, y 52 estafas. En 1967, Brock consumió 689 turnos en el plato y conectó 206 hits, para .299 en promedio de bateo.

Mateo Alou siempre fue un buen bateador de contacto y excelente tocador de pelota; en su carrera de 15 temporadas solamente fue ponchado en 377 ocasiones; fue líder de bateo en 1966 con average de .342, y fue el mejor de la Liga Nacional en 1969 y 1970 con 183 y 171 hits.

Mateíto terminó su carrera con un sólido promedio de .307 en bateo; en 1970 empujó 47 carreras, anotó 97, disparó un jonrón y 8 triples, y aunque llegó a la prestigiosa marca de 201 hits su average se estancó en .297 porque consumió 677 turnos en home plate.

El jardinero Ralph Garr trabajó en las Mayores durante 15 años y finalizó su carrera con .306 de average. Con velocidad consiguió el liderato de triples en dos ocasiones, de hits en 1974, y de sencillos en 1971.

En tres campañas Garr arribó a la marca de 200 imparables; en 1973 usó la rapidez de piernas para conectar justo 200 incogibles, 32 dobles, 6 triples y robarse 35 bases; con esos 200 hits y 668 turnos terminó con un promedio de .299

El tercera base Buddy Bell, dueño de 6 premios Guante de Oro, laboró en 18 campeonatos de las Mayores, y pudo compilar en ese largo período 2514 hits, 201 jonrones, 1151 carreras anotadas y 1106 empujadas; su mayor cantidad de hits en un año fue 200 en 1979, y como usó 670 turnos en el pentágono en la aludida temporada terminó con .299 en average de bateo.

El séptimo jugador con el récord de 200 hits y promedio por debajo de .300 es el primera base Bill Buckner; él estuvo en Grandes Ligas por espacio de 22 años, tiempo en que produjo 2715 hits, 1077 carreras anotadas, 1208 empujadas y 174 jonrones.

Buckner tuvo un buen año en 1985: 89 carreras anotadas, 110 empujadas, 46 dobles, 16 jonrones, 18 robos y como disparó 201 hits en 673 turnos oficiales, .299 fue su promedio ofensivo.

frankpena1948@aol.com