Matan cuatro soldados EU

Matan cuatro soldados EU

BAGDAD (AFP).- Cuatro militares estadounidenses murieron entre lunes y martes en Irak en ataques en Bagdad, al oeste de la capital y en el norte del país, según comunicados del ejército norteamericano.

Dos soldados estadoundienses murieron y otros dos resultaron heridos cuando su vehículo saltó este martes sobre una bomba en Bagdad, anunció el ejército.

La explosión tuvo lugar hacia las 10H00 (06H00 GMT) en el centro de la capital, indicó la nota.

Más temprano el ejército anunció la muerte el lunes de uno de sus soldados en la explosión de una bomba en la ciudad de Tall Afat, cerca de la frontera siria al norte de Irak.

Al término de la jornada, otro comunicado señaló que un Marine resultó muerto cuando su vehículo pasó el lunes encima de una bomba artesanal durante una operación en Ramadi, capital de la provincia rebelde sunita de Al Anbar, situada a unos 100 km al oeste de Bagdad.

Estos fallecimientos llevan al menos a 1.882 el número de militares estadoundienses muertos en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003, según balance de la AFP establecido a partir de cifras del Pentágono.

RECUERDAN MUERTES

Chiítas y sunitas participaron juntos ayer en una ceremonia en memoria del millar de víctimas de la estampida del puente de Bagdad, y el país debía observar el miércoles un minuto de silencio para conmemorar el séptimo día de esta tragedia sin precedentes en Irak.

La memoria de un sunita fue igualmente honrada. Othman al Obeidi murió ahogado al intentar salvar a peregrinos chiítas que cayeron al río Tigris a causa de una estampida en el puente Al Aimah tras un rumor sobre la presencia de un kamikaze en medio de la muchedumbre.

Al comienzo de la ceremonia medio centenar de milicianos del Ejército de Mehdi, de la tendencia radical chiíta de Moqtada Sadr, se sumaron a la conmemoración. Vestidos de negro, entraron en la mezquita Abú Hanifa en el barrio sunita de Adhamiyah llevando coronas de flores.

Varios dirigentes, entre ellos el chiíta Muaffak al Rubaye, consejero de Seguridad Nacional, participaron en la ceremonia marcada por discursos que destacaron la fraternidad entre las dos comunidades del islam iraquí.

Desde el pasado 2 de septiembre el primer ministro chiíta Ibrahim Jafaari había estimado que esas comunidades eran «complementarias», en medio de declaraciones que acusaban a extremistas sunitas de haber provocado el pánico en el puente.

«Sunitas y chiítas seguirán siendo dos comunidades complementarias (…) y que se respetan», declaró Jaafari, un chiíta, rindiendo homenaje a Othman al Obeidi.

Jaafari pidió el martes a los iraquíes observar el miércoles a mediodía, siete días después del drama, un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Por otro lado el ejército estadounidense cedió el martes el control de Nayaf a las tropas iraquíes, en una ceremonia para marcar este significativo traspaso de la seguridad en la ciudad santa chiíta del centro del país.

Cediendo la base estratégica cercana a la ciudad, situada a 160 km al sur de Bagdad, el ejército estadounidense deja a los iraquíes el control de un importante centro urbano del país, destacó un comandante norteamericano.

«Es un placer constatar que el ejército iraquí es capaz de controlar esta zona», declaró durante la ceremonia el general de brigada estadounidense Augustus Collins.