Matan 14 soldados estadounidenses en Irak

Matan 14 soldados estadounidenses en Irak

BAGAD (EFE).- Catorce soldados estadounidenses y un periodista de la misma nacionalidad perdieron la vida en dos acciones armadas de la insurgencia iraquí, en una nueva jornada negra para EEUU en el país árabe.

El mando militar estadounidense en Bagdad informó de que catorce de sus soldados murieron hoy al estallar un artefacto al paso de su convoy cerca de la ciudad de Hadiza, al oeste de la capital en las proximidades de la frontera con Siria.

Según el comunicado divulgado en Bagdad, en el ataque también perdió la vida el traductor iraquí que acompañaba a los uniformados en el vehículo anfibio, mientras que otro soldado resultó herido de gravedad.

La nota señala que la unidad participaba en una acción de combate a unos dos kilómetros al sur de la referida localidad, como miembros del Segundo Batallón de Combate de la Segunda División del Cuerpo de Marines.

En Hadiza, la organización «Ansar Al Sunna», vinculada a la red terrorista Al Qaeda, aseguró hoy que capturó, el pasado lunes, a un marine estadounidense después de un enfrentamiento armado.

Según la organización, que publicó un comunicado en internet cuya autenticidad no puede ser verificada, el soldado estadounidense «resultó herido» durante una emboscada, tras lo que fue capturado por los milicianos.

La organización terrorista aseguró, además, que en breve publicará fotografías del uniformado.

El mando militar estadounidense en Bagdad, que informó ayer de que seis marines murieron el lunes en enfrentamientos registrados en las proximidades de Hadiza, no ha confirmado la captura de ninguno de sus uniformados.

También hoy apareció el cadáver del periodista estadounidense, Steven Vincent, que fue encontrado en Basora, en sur de Irak, donde había sido secuestrado el día anterior, informó la policía local.

Vincent trabajaba por cuenta propia y preparaba un libro sobre Basora cuando fue secuestrado, junto con su traductora iraquí, por varios hombres armados, en la calle Istiklal, en el centro de la ciudad.

La policía indicó que había advertido al periodista sobre los riesgos de desplazarse por la ciudad sin protección.

«El periodista fue asesinado con tres balas», dijeron las fuentes e indicaron que la traductora está gravemente herida.

Además, dos iraquíes murieron y otros ocho resultaron heridos hoy en dos acciones armadas de la insurgencia iraquí en Bagdad y en las proximidades de Kirkuk, unos 250 kilómetros al norte de la capital, informaron fuentes de la seguridad del país.

El capitán Zemar Sabah, de la policía de Bagdad, explicó a EFE que «un civil iraquí murió y un policía resultó herido por la explosión causada por el impacto de un proyectil de mortero» en el centro de la capital.

Según Sabah, el proyectil impactó en el aparcamiento principal del edificio de Gobierno de Bagdad, y dañó a diversos vehículos.

Además, un portavoz de la oficina conjunta -iraquí y estadounidense- de seguridad dijo a EFE que «dos guardias de las instalaciones petrolíferas iraquíes murieron y otros siete resultaron heridos por un ataque de militantes armados».

Según el portavoz, los guardias fueron asaltados al sur de Kirkuk cuando viajaban hacia la capital.

Los nueve trabajadores iban, según la fuente, de la instalación petrolífera en la que trabajaban, en Kirkuk, hacia Bagdad, donde iban a recibir un nuevo entrenamiento en técnicas de seguridad.

También hoy, el gobierno iraquí anunció la captura en las proximidades de Kerbala, 90 kilómetros al sur de Bagdad, de Raad Al Wendaui, un presunto asistente del terrorista jordano Abu Musab Al Zarqaui, líder de Al Qaeda en Irak.

Según el comunicado gubernamental, Al Wendaui fue detenido ayer martes en la localidad de Al Wenda, 20 kilómetros de la ciudad de Kerbala.

El detenido ha confesado, según el gobierno iraquí, que es un estrecho colaborador de Al Zarqaui y que fue el responsable de los atentados con explosivos ocurridos en la ciudad de Kerbala durante la última celebración de la Ashura, que causaron más de 300 víctimas entre muertos y heridos.