Más de US$571 millones invirtieron los equipos de GL en los peloteros latinos

Más de US$571 millones invirtieron los equipos de GL en los peloteros latinos

POR DIONISIO SOLDEVILA
Los peloteros latinos se están adueñando del béisbol a una velocidad asombrosa. Y no solo lo están haciendo en el terreno de juego, sino también al momento de firmar contratos. De hecho durante la temporada muerta pasada, seis de los 10 contratos más jugosos fueron firmados por peloteros provenientes de América Latina y/o el Caribe, específicamente la República Dominicana.

Este invierno los equipos de las mayores invirtieron más de US$571.1 millones en peloteros latinos. La lista fue tomada entre peloteros agentes libres firmados al menos por US$1 millón.

La lista la encabezó el boricua Carlos Beltrán, quien estampó su firma en un contrato de US$119 millones por siete temporadas para jugar con los Metros de Nueva York.

Este fue el contrato más impactante que se redactó durante el invierno y el mismo llevó al gerente dominicano Omar Minaya a ser seguido bien de cerca por su agresividad en la mesa de negociaciones.

De igual manera, el venezolano Magglio Ordóñez se llevó una contratación de US$75 millones por cinco campañas con los Tigres de Detroit, a pesar de la incertidumbre relacionada con la rodilla artrítica del ex jugador de los Medias Blancas de Chicago.

Pero es que los agentes juegan un papel determinante en las firmas de contratos y en los dos primeros casos mencionados, el común denominador ha sido el famoso Scott Boras.

Y ese siguió siendo el caso en la contratación del antesalista Adrián Beltré, que aseguró su futuro y el de los tataranietos de sus tataranietos al acordar con los Marineros de Seattle por US$64 millones y cinco años.

No es una coincidencia que los tres mejores contratados conseguidos en el invierno hayan sido conseguidos por Boras y por eso siempre es seguido de cerca por los peloteros y temido por muchos gerentes a quienes exprime hasta la última gota de jugo.

El mejor lanzador en el mercado fue el dominicano Pedro Martínez y por eso consiguió la mejor oferta al dejar a los Medias Rojas de Boston para irse a los Metros de Nueva York donde recibió mucho respeto, y mucho dinero.

Martínez firmó por US$53 millones y cuatro años mientras que el boricua Carlos Delgado rechazó una oferta de Minaya y los Metros para irse a los Marlins de La Florida.

¿Por qué? Bueno, por una suma de US$52 millones por cuatro años que lo convirtieron en el inicialista de los campeones mundiales del 2003.

El colombiano Edgar Rentería, por su lado, firmó con los Medias Rojas de Boston por US$40 millones y cuatro años, a razón de US$10 millones por temporada.

Su compatriota Orlando Cabrera, mientras tanto, se aseguró US$32 millones por ocho campañas con los Angelinos de Los Angeles de Anaheim, de Arturo Moreno, un hombre al que le gusta invertir en los peloteros latinos.

Otros dos dominicanos bailaron la danza de lo millones, superando los US$20 millones en sus contratos.

El zurdo de los Dodgers de Los Angeles Odalis Pérez se quedó en California con US$24 millones por tres años y Armando Benítez se fue de La Florida a San Francisco por US21.5 millones y tres años.

Estos millones, en gran parte, van a parar a América Latina ya sea en inversiones o en dinero enviado por lo peloteros a sus familiares para su manutención.

Sin importar la vía y la forma, los grandes millones de las Grandes Ligas están recayendo sobre el pelotero latino, que demuestra ser el mejor de todas las mayores.