Marte, agua y el Parque del Este

Marte, agua y el Parque del Este

¡Milagro de la tecnología! Enero, dos robots ruedan sobre la superficie del planeta Marte. La gran hazaña se ha logrado. ¡Victoria de la humanidad! Miles de millones de dólares invertidos para lograr finalmente llegar a la verdad marciana, coronar la gran esperanza del género humano. ¡La gran noticia: el robot explorador «Opportunity» ha encontrado una piedrecitas microscópicas medio redondeadas que podrían indicar que en Marte hubo agua alguna vez! ¡Agua, agua, agua! Si hay agua en Marte ya se salvó la humanidad, porque lo que es el agua dulce de este planeta no sabe a nada, y por lo tanto es mejor drenarla hacia el mar, sepultarla, envenenarla, construir grandes hoteles sobre los acuíferos y orientar sus cloacas y desagües hacia los manantiales y ríos subterráneos y superficiales.

En la República Dominicana estamos de fiesta por los grandes descubrimientos en Marte. Aquí nos daremos el gusto de -finalmente- dejarnos de contemplaciones con tantos parques nacionales, reservas forestales y acuíferos protegidos. De ahora en adelante dejaremos a un lado tanta protección y nos aprovecharemos de esa debilidad que tuvo Dios con nosotros al concedernos toda una isla con la mayor diversidad biológica del hemisferio norte. Dios ha resultado ser tremendo idiota si pensó que nosotros íbamos a proteger tanta agua y territorio pudiendo venderlos al mejor postor.

Y parece que la fiesta con motivo de los descubrimientos de piedrecitas en Marte deberá comenzar con el Parque Nacional del Este. Una zona que es tan productora de agua que solamente una de las cuevas de Padre Nuestro es suficiente para abastecer toda el agua que demandan los hoteles de Bayahibe.

El Parque Nacional del Este presenta una geología cársica muy joven, por eso puede encontrarse agua dulce corriendo apenas a un metro de profundidad en algunos sitios, pero bajo toda esa capa caliza corren muchos otros manantiales que desembocan en el mar.

Pero, ¡quién diablos necesita tanta agua, cuando ya encontramos en Marte las piedrecitas mágicas aquellas! Así es que, en solidaridad y colaboración con los descubrimientos en Marte vamos a entregar a una compañía española una parte del Parque Nacional del Este para que nos ayuden a deshacernos de tanta agua dulce, limpia, pura y fresca. No importa la cantidad de euros que van a invertir comprando voluntades en nuestros diferentes poderes de gobierno. La verdad es que hasta gratis podríamos cederle esos terrenos. Al fin y al cabo ¿para qué queremos nosotros agua?

Probablemente la celebración por lo de las piedrecitas de Marte continuará con otros parques y reservas. Así es que habrá que aprovecharse de toda la madera que se eliminará en los Parques «Armando Bermúdez» y «José del Carmen Ramírez» cuando se comience a desmontar y vender toda esa tierra de montaña. Si se secan los ríos que bajan del seno de la Cordillera Central no importa, ya en Marte casi encontramos agua. Y de seguro sabrá mejor, pues será de importación sideral.

¡Qué sorpresa te teníamos Dios! Llévate tu obra al carajo, ya casi tenemos agua en Marte.

[b]EL AJO Y EL CÁNCER[/b]

Los científicos del instituto Weizmann han destruido tumores malignos en ratones usando un producto químico que aparece naturalmente en el ajo. La clave del éxito de los científicos radica en el desarrollo de un sistema singular de dos pasos para la aplicación del producto químico anticanceroso, directamente en las células tumorales.

La allicina, como se denomina el producto químico, es la sustancia que da al ajo su aroma y su gusto característicos. Hace muchos años que los científicos que estudian la allicina saben que es tan tóxica como cáustica. Se ha demostrado que mata no solamente las células cancerosas sino también las células de microbios causantes de enfermedades e incluso células sanas del cuerpo humano. Afortunadamente para las células de nuestro cuerpo, la allicina es altamente inestable y se degrada rápidamente una vez ingerida. No obstante, la rápida degradación y la toxicidad indiscriminada fueron obstáculos difíciles de superar cuando se trató de crear una terapia basada en la allicina.

En el Departamento de Química Biológica del instituto Weizmann, los Doctores Aharon Rabinkov, Talia Miron y Marina Mironchick, trabajando con los Profesores David Mirelman y Meir Wilchek, han resuelto ambos problemas diseñando un ingenioso método de aplicación que opera con la exactitud precisa de una bomba inteligente. Sus descubrimientos fueron publicados en la edición de diciembre del Molecular Cancer Therapeutics.

29. LA PESTE DE LOS PESTICIDAS (50 COSAS MÁS PARA SALVAR LA TIERRA)

¿Buscó alguna vez productos orgánicamente cultivados en su mercado? En muchos lugares de los Estados Unidos resulta difícil encontrarlos, lo que no deja de ser bastante inexplicable, ya que día a día la población muestra más preocupación por las consecuencias de los pesticidas.

Si usted quiere comprar alimentos orgánicamente cultivados, hágaselo saber a su comerciante. Utilice el poder que le confiere el hecho de ser un consumidor para gestar un cambio.

La industria de los alimentos naturales y los productos orgánicamente cultivados produce en este momento en los Estados Unidos tres mil millones de dólares y al demanda de esta clase de productos aumentó un 68% a principios de los años 90.

De acuerdo con la California Certified Organic Farmers Association, los supermercados llaman solicitando productos agrícolas orgánicamente cultivados después de recibir sólo cinco cartas de sus clientes.

En 1991, había ochenta y cuatro mil agricultores convencionales en California y eran sólo mil doscientos los que no recurrían a los pesticidas. Pero hoy día la cantidad de agricultores que evitan los pesticidas es cuatro veces mayor que en 1988. ¿Qué puede usted hacer? (Continuará)

[b]DEFINICIONES NATURALES[/b]

[b]Uricotélicos[/b]

Dícese de los Saurios, Aves o Insectos en los cuales el catabolito final de los compuestos nitrogenados es el ácido úrico, que eliminan junto con las heces en forma de producto semisólido blanco.

[b]Venus[/b]

Del nombre de Venus, diosa del amor en la mitología latina. Es el segundo planeta del Sistema Solar situado a una distancia media del Sol de 108 millones de Km, con un período de traslación de siete meses terrestres, un radio de 6,150 km y una densidad poco menor que la de la Tierra. Su masa es algo superior al 80% de la terrestre. Su período de rotación es de 243 días terrestres.

[b]Acetilcolina[/b]

Neurotransmisor correspondiente a las fibras nerviosas parasimpáticas y a las placas neuromusculares. Químicamente se trata de un compuesto formado por la unión de una molécula de colina (base nitrogenada de tres átomos de carbono) y una molécula de ácido acético, mediante un enlace éster.

[b]Basidiomicetos[/b]

Hongos pluricelulares que se reproducen por esporas que se engendran en unas células especiales llamadas basidios, sobre cuyo exterior se sostienen. Pertenecen a este grupo muchos hongos parásitos y la mayor parte de los hongos comestibles y venenosos.

[b]Caliza[/b]

Nombre que agrupa una amplia variedad de rocas sedimentarias, caracterizadas por estar compuestas principalmente por carbonato de calcio y originadas por diversos procesos, desde la precipitación química hasta la acumulación de carbonatos orgánicos.