Marranzini afirma pobre desempeño de las EDES «no lo dejan dormir»

Marranzini afirma pobre desempeño de las EDES «no lo dejan dormir»

El vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) confesó que los “pobres resultados” de las compañías distribuidoras, a un año de gestión, «no lo dejan dormir».

“Yo esperaba que para esta fecha redujéramos las pérdidas en alrededor de dos o tres puntos  porcentuales y eso no ha sido así”, señaló el funcionario, quien manifestó que en otros aspectos ha logrado avances significativos.

Marranzini apuntó que si bien ha conseguido ahorros anuales por alrededor de RD$7,400 millones  -a través de la renegociación de precios con los generadores y reducción de gastos en la institución- los indicadores de las distribuidoras le generan perturbación.

“Ahí no hemos logrado reducir los gastos como los hemos bajado en la CDEEE”, explicó Marranzini, quien se definió como autocrítico.

Citó un informe técnico recién elaborado por la unidad corporativa, según el cual la proporción cobrada de facturas colocadas por las EDES bajó de 91.9% en julio de 2009 a 86.4% en igual mes de 2010.

Explicó que, medido en dólares, el incremento de 15.9% que se presenta en la facturación simplemente refleja el impacto del aumento de la tarifa en 2009, que fue de un 12%. “Esto no implica una mejora en la gestión”, indicó.

Asimismo, apuntó que mientras en el período se produjo un incremento de 11.2% en el suministro de electricidad, se registra una pérdida en las distribuidoras de un 35% en la energía adicional entregada.

Marranzini informó que el Índice de Recuperación de Efectivo (CRI, por sus siglas en inglés) se ha caído en las tres empresas distribuidoras, al pasar de 63.8% a 61.0%.

En detalle, especificó que este indicador bajó de 63.2% a 58.6% en Edenorte,  en Edeeste de 61.6% a 59.2% y en Edesur, de 66.7% a 65.2%.

“En el período enero-julio de 2010 tenemos de manera global un índice de cobranzas promedio de un 92.1% comparado con un 92.0% del mismo período de 2009, lo cual indica que seguimos estancados”, expuso el vicepresidente de la CDEEE.

Manifestó que igual comportamiento se observa en el promedio de pérdidas, establecido en 28% en julio de 2009, pero que sigue prácticamente en el mismo lugar en igual mes de 2010.

Por esta razón, Marranzini apoyó las declaraciones del representante local del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Manuel Labrado, quien dijo que uno de los graves problemas del sector eléctrico es la gestión comercial de facturación y cobro de la energía servida.

CDEEE baja nómina; las Edes, no.-

Subrayó que mientras la unidad corporativa disminuyó sus erogaciones en 50%, las empresas distribuidoras apenas alcanzaron un 10% de una meta de 25%.

Indicó que, contrario a lo esperado la nómina conjunta de las tres empresas distribuidoras pasó de 5 mil 415 empleados en julio de 2009 a 5 mil 924 servidores en igual mes de 2009.

“Es decir que mientras en la CDEEE hemos logrado reducir los empleado de mil 400 y pico a poco más de 800, en las EDES los han aumentado casi en 500”, comentó, al señalar que ofrece la información en un ejercicio de transparencia.

Aclaró que los números de la Empresa Distribuidora del Este (Edeeste) pudieran remitir a una reducción de gastos, pero no se trata de algo real, pues el pasado año la compañía tuvo que hacer elevados desembolsos para cubrir servicios legales a causa del litigio con TCW que la demandó.