Marchan por una cultura de paz

Marchan por una cultura de paz

POR JOSE ALFREDO ESPINAL
SANTIAGO.-
El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio marchó ayer junto a  representantes de instituciones de la sociedad civil, juntas de vecinos y estudiantes por una cultura de paz y seguridad ciudadana.

Mientras que la Iglesia Adventista del Séptimo Día también recorrió varias calles y avenidas de aquí, en una caminata denominada “Salvemos las familias de hoy”, en la cual pedía el cese de uso y tráfico de drogas, el rechazo del aborto y una sociedad más justa y sana.


El obispo de la Arquidiócesis de Santiago, monseñor De la Rosa y Carpio, dijo que la República Dominicana necesita una cultura de paz para que todos se sientan seguros en un clima de tranquilidad.

“Santiago tenía una cultura de paz y seguridad, pero ahora se pierde esa cultura de ser, de actuar y pensar, porque aquí el que no arrebata no gana, por eso hoy  recordemos cultura y proclamar, decir, que queremos vivir en paz”, afirmó el arzobispo.

Dijo  que no puede haber paz mientras exista la injusticia, la explotación social, el odio y la división, corrupción y cuando el pueblo  esté indefenso y se mantengan  los conflictos sociales e ideológicos.

De su lado, el presidente de la Fundación Vanesa y padre de la estudiante Vanesa Ramírez Fañas, asesinada hace más de un año para robarle un celular, doctor Juan Ramírez, dijo que esta marcha se realiza por una cultura de paz, pero sobre todo para crear una sociedad pacífica y evidenciar los factores que están generando violencia y delincuencia en la sociedad.

La marcha por una cultura de paz y seguridad inició en el parque Duarte, recorrió una parte de la calle El Sol y concluyó en la explanada del monumento a los Héroes de la Restauración.

En tanto que la caminata de los adventistas partió de la Plaza Monterrico, del sector Cienfuegos y recorrió la avenida Estrella Sadhalá, la Hatuey, La Piña, Jacagua, Imbert, Las Carreras.

Además de la Fundación Vanesa, en la caminata participaron estudiantes de colegios privados, escuelas públicas, universidades, religiosos, juntas de vecinos, entre otros.