Maradona mejora, dentro de su gravedad

Maradona mejora, dentro de su gravedad

BUENOS AIRES (AP).- Diego Maradona respiraba por primera vez sin ningún tipo de ayuda, aunque su estado de salud sigue siendo de gravedad, dijeron el lunes sus médicos.

Maradona respiraba ayer lunes sin asistencia mecánica, pero recibía oxígeno mediante una máscara, según el parte médico que se difunde a diario desde que fue internado el 18 de abril debido a delicados problemas cardíacos y pulmonares.

Según esa información, Maradona sigue en terapia intensiva y con «pronóstico reservado», lo cual significa que su estado de salud sigue siendo de gravedad.

«Ya se encuentra respirando por sus propios medios», con buena mecánica ventilatoria, destaca el parte de la clínica Suizo Argentina.

«Tolera líquidos adecuadamente y comenzará el día de hoy con dieta», es decir, a comer algo, agrega.

En otro de sus párrafos señala que «hemodinámicamente se encuentra estabilizado» a pesar de que se le suspendieron una serie de drogas que se le suministraba a raíz de su enfermedad.

El domingo por la noche, su hija mayor Dalma, de 17 años, dijo en un programa en televisión que estaba «aliviada (porque le quitaron el respirador) y contenta porque si bien el proceso es lento, se puede decir que está mejor. Está mucho mejor comparado con el día en que lo internaron».

Maradona había sido internado por primera vez en enero de 2000 a causa de una crisis de hipertensión y arritmia cardíaca, la cual se atribuyó a su admitida adicción a las drogas.

A todo esto, las expresiones de afecto se multiplicaban en la puerta y paredes del sanatorio, donde ya no queda un lugar libre para aquellos que dejan banderas, rosarios o estampitas de santos, entre otras cosas. Entonces, deben depositarlas en el suelo.

Varias mujeres rezaban plegarias, alguna de ellas producto de su propia inventiva.

Una de ellas decía «Te amamos, te cuidamos, al mundo entero demostramos, que no vamos a dejarte. ­Gloria al cielo hasta en Marte!»

Por expreso pedido de las hijas del astro, Dalma y Gianinna, no hay el bullicio de los primeros días, cuando Maradona era alentado a viva voz por sus fanáticos.

El «Pibe de oro» arribó al país el 22 de marzo pasado tras un año de ausencia.

Reside en Cuba desde el 2000, poco después de que en enero de ese año sufrió la primera crisis en Punta del Este, que obligó a su internación de urgencia.