Manny Manuel recomienda purificar el merengue

Manny Manuel recomienda purificar el merengue

Algunos actos en la vida enseñan que la maduración y la disciplina deben ir unidas para recapacitar y emprender retos que dejen mejores beneficios. Es así como el cantante puertorriqueño Manny Manuel se expresa para justicar una pausa artística que lo mantuvo un tiempo fuera de los escenarios.

“En mi vida personal he pasado por situaciones y he tomado mi tiempo para caminar un poco más lento y entender muchísimas cosas que en momentos dados las tomé apresuradamente. La experiencia me vino bien para dar un empujón y pensar que las cosas que suceden tienen sentido, por lo que hay que darle valor y entender las situaciones”.

Manny, quien pasó el fin de semana en Santo Domingo para dar a conocer su disco “Serenata”, en el que incluye doce boleros, dijo a ¡ALEGRIA! que no culpa a nadie de lo que hizo, porque fue lo que quiso para experiementar sin tener una guía propia y determinar que era positivo o negativo. Del proceso aprendió a crecer, a ser adulto, a tomar la riendas y a confiar en amigos fieles.

Con deseos de presentarse en el país con su orquesta para cantar merengues y boleros, definió el amor como el responsable de todas las cosas.

La nueva producción discográfica le permite incursionar en un género que le gusta y que sirve para complacer a su padre y llegar al público de su generación. Incluye “Amor por ti”, “Bajo un palmar”, “Y”, “Miénteme”, “Espérame en el cielo”, “Presentimiento”, “Inconsolable”, “Fichas negras”, “Besos de fuego”, “Celos de ti”, “Alma mía” y “Alma adentro”. Es el octavo disco, luego de grabar merengue, balada y salsa.

En un momento de tanta competencia llega con algo diferente para entrar a mayores mercados con mensajes románticos y su sello personal. Cree que la dicha le ha permitido grabar la música de siempre, sin perder su estilo y de entrada lograr Disco de Oro por las ventas en Puerto Rico.

El merengue es su pasión, porque fue la música que lo dio a conocer. Por eso continúa las presentaciones, tanto públicas como privadas. Mantiene la misma orquesta de hace once años y así expresa las historias y la cultura del ritmo dominicano.

[b]Mucho por hacer[/b]

Manny Manuel acepta que el tiempo cambia y que en la música se agregan nuevos sonidos y estilos, que nacen del bombardeo de modas. Recomienda que hay que purificar antes de daptarse a los cambios, para así no saturar.

El cantante de “Rey de corazones” tiene en agenda enseñar que hay que vivir la vida, disfrutarla a plenitud y que el mundo no ofrece nada si no estás pegado de la mano de Dios.

“Hay que entregarle todo al Señor para vivir en la luz”.

No todo es alegría en Manny, porque su padre tiene problemas de salud. En su madre se apoya cuando hay que llorar y en el aspecto artístico la importancia no es estar número uno ni súper pegado, sino mantenerse con humildad para que el aplauso no lo afecte.