Manifestantes se dividen en las calles en todo Honduras

Manifestantes se dividen en las calles en todo Honduras

Tegucigalpa.  EFE.  Las calles de Tegucigalpa se han convertido en escenario y prueba palpable de la división existente entre seguidores y detractores de Manuel Zelaya, sacado violentamente del poder y del país el pasado domingo por los militares.

En el centro de la capital y en los aledaños de la Casa Presidencial, miles de hondureños vitorearon y vituperaron ayer a Zelaya y a Roberto Micheletti, en el segundo día de éste último en el poder y en medio de una profunda crisis política y el rechazo de la comunidad internacional al nuevo Gobierno.

Si a primera hora el céntrico Parque Central se llenaba con pancartas de apoyo al Gobierno como “Fuera dictaduras chavistas” o “defendamos nuestra democracia”, en la tarde eran los seguidores de Zelaya los que ponían el grito en el cielo con acusaciones de “golpista” al nuevo presidente.

A pesar de que se mantiene el tránsito de vehículos en Tegucigalpa cuando no está vigente el toque de queda, meterse en el tráfico se ha convertido en una aventura que cambia de curso a medida que se cortan y se abren las calles por manifestantes o policías. Tras rezar una oración con las manos tomadas y cantar el himno nacional, los detractores de Zelaya reiteraron ayer que la salida del mandatario  y su  destitución en el Congreso no ha sido un golpe de Estado.

Agentes detienen  periodistas

La Asociación de Corresponsales de la Prensa Extranjera (ACPE) en Chile expresó ayer su “más enérgica condena al régimen de facto de Honduras” por la detención y maltrato de periodistas que cubren los acontecimientos desatados tras el golpe militar que depuso al presidente Manuel Zelaya. “La ACPE ha recibido noticias y pedidos de ayuda por el arresto del equipo televisivo de Telesur, integrado por Adriana Sívori, María José Díaz y Larry Sánchez”.