Mañana será un día
decisivo para Honduras

<P>Mañana será un día<BR> decisivo para Honduras</P>

El Presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, cuando defendía su causa, ayer, ante las Naciones Unidas. A la derecha, el Presidente de facto, Roberto Micheletti, levanta la mano al general Romeo Vásquez, titular de las Fuerzas Armadas y quien había sido sustituido por Zelaya días antes de la asonada cuartelaria. Ayer, el Presidente electo reiteró que mañana viajará a Tegucigalpa, capital de Honduras, para retomar la Presidencia de la República. Micheletti ha respondido, por su parte, que su Gobierno apresará a Zelaya tan pronto pise territorio hondureño.

Naciones Unidas

EFE. La Asamblea General de la ONU aprobó ayer por aclamación una resolución en la que pide la “inmediata e incondicional” restitución de Manuel Zelaya como presidente “legítimo y constitucional” de Honduras.

“Esta resolución expresa la indignación del pueblo de Honduras y del resto de la comunidad internacional”, dijo el depuesto presidente de Honduras, al dirigirse a la Asamblea poco después de la aprobación unánime de esa resolución.

La resolución condena “el golpe de estado” ocurrido en Honduras “que ha interrumpido el orden constitucional y democrático, así como el ejercicio legítimo del poder”, que el domingo sacó de la presidencia a Zelaya.

Los 192 países de la ONU estuvieron también de acuerdo en pedir “la inmediata e incondicional restitución del Gobierno legítimo y constitucional del presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, y de la autoridad legalmente establecida” en el país centroamericano, “para que cumpla el mandato para el que fue elegido por el pueblo».

Asimismo, instan a “todos los países a que no reconozcan otro Gobierno que no sea el constitucional” de Zelaya, además de expresar su firme apoyo a los esfuerzos hechos de acuerdo al capítulo VIII de la carta de Naciones Unidas, que llama a la resolución pacífica de los conflictos.

La resolución fue presentada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

Chávez no acompañará a Zelaya.   El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo ayer en Managua que no acompañará al depuesto gobernante de Honduras, Manuel Zelaya, en su anunciado viaje de regreso a su país, el jueves, “por prudencia».

“A mí me gustaría ir al lado de ‘Mel’ (Manuel Zelaya), pero no debo, porque se dice que yo soy el culpable de todo (la crisis en Honduras). Entonces mi presencia (en Tegucigalpa) puede ser tomada como excusa para escenarios violentos”, razonó Chávez en el aeropuerto internacional de Managua, donde ayer participó en una reunión de la ALBA, antes de partir rumbo a Caracas.

El gobernante venezolano, según la versión transmitida por la estatal Radio Nicaragua, dijo que, de acompañar a Zelaya, no “sería extraño” que un francotirador, bien adiestrado, dispare contra él o la delegación que lo acompañará.

Zelaya sería arrestado  si regresa

TEGUCIGALPA.  AP.  El designado presidente de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que si el derrocado Manuel Zelaya retorna al país será recibido con una orden de captura, mientras el nuevo gobierno hacia esfuerzos para normalizar el país con un férreo resguardo militar.

“Los tribunales tienen órdenes de captura contra él (Zelaya) porque ha incumplido con las leyes”, afirmó Micheletti ayer en rueda de prensa.

El fiscal general Luis Alberto Rubí dijo en rueda de prensa que acusará a Zelaya por traición a la patria, atentar contra la forma de gobierno democrático, abuso de autoridad, usurpar funciones públicas y desobedecer la Constitución y las leyes. Agregó que le aguardan “al menos 20 años en la cárcel”.

Informó que “la orden contra el ex gobernante ya la giramos a nivel internacional a manera de que sea capturado en cualquier parte del mundo donde esté”. 

El canciller hondureño Enrique Ortez Colindres había dicho en una entrevista al medio CNN que los tribunales ya tienen listo el expediente para “el deslinde de responsabilidades por la violación de la constitución, en el narcotráfico, la garantía del crimen organizado, el desvío de recursos por cantidades multimillonarias”.

Guardias acatarían  ordenes de Zelaya

El presidente depuesto de Honduras Miguel Zelaya dijo ayer anticipar que los militares golpistas acatarán su mando cuando regrese a Honduras el jueves, tras recibir el apoyo de Estados Unidos y del resto de la comunidad internacional.  «Estados Unidos está ofreciendo apoyo para mi retorno», dijo Zelaya en rueda de prensa en la sede de la ONU en Nueva York, sin dar detalles del tipo de respaldo que recibirá de Washington, donde era esperado la misma tarde.   Según el mandatario expulsado, al regresar mañana  a Honduras tras la visita a Washington, convocará al diálogo a los sectores opositores y no anticipa resistencia de las Fuerzas Armadas.