Los girasoles invaden la cocina con su vibrante amarillo

Los girasoles invaden la cocina con su vibrante amarillo

Cuando mencionamos el nombre del girasol nos viene a la mente una flor gigante, con un tallo extremadamente grande y unos pétalos mayúsculos. Esta es una flor que goza de predilección entre las mujeres, sin embargo no todo el año podemos apreciarla en los jardines.

Pero ahora las amantes del girasol tienen la oportunidad  de inundar la cocina con la vistosidad y vibra  positiva que transmiten estas flores. Y es que hay varios artículos inspirados en su belleza y colorido, desde jarras, platos y “canisters” (envases o frascos), hasta bandejas y platones decorativos en que se utiliza  esta flor como motivo.

Los girasoles han formado desde hace tiempo parte de la decoración del hogar. Se han utilizado para iluminar la casa en floreros e incluso hay una serie famosa de pinturas de un jarrón  con girasoles  de pintor Vincent  Van Gogh. 

Zoom

En todo el hogar

La novedad es que ahora, además de la sala y las habitaciones, la cocina pueda recibir la energía, fortaleza y vitalidad de los girasoles.

Inspiración

La naturaleza nos ofrece oportunidades para ornamentar nuestro hogar, y una de ellas es el girasol, en sus dos tonalidades: el radiante amarillo y el rojizo,  aunque este último es menos conocido.

Combinación

Los girasoles, con su color dorado y llamativo, quedan de maravilla en ambientes cuyos muebles sean de colores negros, azules o blancos. Pero también lo platones se pueden colocar en la credenza  en el área del comedor o en la terraza.