Los gasolineros seguirán vendiendo combustibles

Los gasolineros seguirán vendiendo combustibles

POR SOILA PANIAGUA
La Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina dejó sin efecto su decisión de no adquirir combustibles en la Refinería de Petróleo hasta agotar existencia, luego de llegar a un acuerdo anoche con el Gobierno para buscar solución a los problemas que afectan a ese sector.

El anuncio lo hicieron el secretario de Industria y Comercio, Francisco Javier García, y el presidente de Anadegas, Juan Ignacio Espaillat, luego de cinco horas y media de discusiones.

La reunión se inició a las 3:00 de la tarde y finalizó a las 8:30 de la noche. La decisión de no comprar combustibles en reclamo de que se les resuelva una serie de problemas que afectan su rentabilidad fue adoptada el mes pasado por los detallistas de gasolina, pero la semana pasada aprobaron en asamblea acudir al diálogo con Industria y Comercio.

«La directiva de ANADEGAS le informa que el proceso de no comprar combustibles se ha levantado a nivel nacional y de esa manera a partir de mañana las estaciones que tenían algún tipo de dificultad puedan restablecer sus inventarios e iniciar el servicio a la población donde no se le estaba dando», informó Espaillat al final de la reunión celebrada en la sede de Industria y Comercio.

Entre los acuerdos a que llegaron están conformar una serie de comisiones técnicas, tanto de ANADEGAS, como de la Secretaría de Industria y Comercio que se reunirán desde el próximo miércoles para conocer en detalles las exigencias de los detallistas de gasolina. El gobierno se comprometió a buscar solución al uso de gas propano para transporte, que según los detallistas está desplazando el negocio de ventas de gasolina.

También a los problemas que afectan la entrega de combustibles en las estaciones gasolineras, que aseguran los detallistas generan pérdidas en sus negocios; además al diferencial de temperatura y a las disposiciones impositivas.

Espaillat explicó que a partir de hoy los socios de Anadegas acordaron coordinar el suministro adecuado a la población, llevando por lo menos a dos estaciones los camiones cargando los combustibles, no a una como es la costumbre, con miras a restablecer lo antes posible la venta de los carburantes.

 «Anadegas se ha abierto a la Secretaría de Industria y Comercio para buscar soluciones que permitan que este negocio sea más transparente, más seguro, confiable, para todos lo usuarios. Sabemos que el precio de estos productos ha llegado a convertirlos  en un artículo de lujo», expresó Espaillat.

HABLA GARCÍA

 De su lado, el secretario de Industria y Comercio confió en que en los próximos días no habrá ningún tipo de problema que afecte el suministro de gasolina en el país.

Manifestó que lo que se procura es que lo que tiene que ver con el negocio de los combustibles se desarrolle con niveles de rentabilidad y al mismo tiempo evaluar todo el sistema regulatorio relativo al trabajo que realizan las estaciones gasolineras.

No obstante, opinó que las estaciones detallistas deben cumplir con las exigencias de las autoridades. A ese respecto, Espaillat afirmó que hasta anoche no había dejado de operar ninguna estación gasolinera.

ACUERDO CON PETROCARIBE

El secretario de Industria y Comercio informó que el país empezará a recibir en forma retroactiva al seis de septiembre los beneficios del acuerdo con Petrocaribe.

  «En lo que tiene que ver con Petrocaribe, el acuerdo empezará a operar de manera retroactiva, no a partir de ayer, sino a partir del día seis de septiembre, cuando los presidente Hugo Chávez de Venezuela y el doctor Leonel Fernández lo firmaron en Jamaica», dijo García.

Asimismo, aclaró que PDVSA no ha tenido ningún problema para abastecer al país de unos 50,000 barriles de petróleo diario y que es la Refinería Dominicana de Petróleo la que debe hacer la programación para comprar esa cantidad del carburante para que el país tenga los beneficios que da el acuerdo con la empresa venezolana.

El financiamiento del 40 por ciento del combustible que compra el país a Venezuela es a 25 años.

«Nosotros acudimos a Venezuela el pasado lunes, fuimos con la intención de resolver todo lo que estaba pendiente con el caso de Petrocaribe y conseguimos facilidades para República Dominicana que en la historia del petróleo de Venezuela nunca se habían dado», dijo.

 Explicó que mediante ese acuerdo el Estado dominicano recibirá unos US$57 millones.

«También les planteamos a Petróleos  de Venezuela que tomara en consideración la referencia que se toma para fijar los precios de los productos de la canasta Venezolana, por lo que se incluyó en el acuerdo que se firmó ayer una cláusula», indicó.

Añadió que esa cláusula establece que cuando haya fenómenos de la naturaleza considerados desastres, que puedan afectar los niveles de precios no se tome como referencia el día en que se haga la compra,  sino los cinco días anteriores y los cinco días posteriores, lo que quiere decir que el nivel de precio es diferente».

Sobre las primas que se pagan en el área del Caribe al momento de facturación de productos, García dijo que consiguieron que Venezuela haga rebajas sustanciales de hasta un 90 por ciento.

«Acordamos también en un reunión que sostuvimos con el Banco de Comercio Exterior de Venezuela realizar en el mes de febrero del 2006 una ronda de negocios con el sector privado y el público, de manera que los empresarios dominicanos tendrán una vinculación directa con unos 150 empresarios procedentes de la República Venezuela», informó.

 En esa ronda se discutirá la forma de que la parte de la factura petrolera que el país paga en efectivo, lo pague con bienes y servicios con lo se podría quitar presión a la tasa de cambio y reactivar la economía.

—–

Escasea combustibles  en regiones

POR ANSELMO SILVERIO

SANTIAGO.- La mayor parte de las estaciones de combustibles de las regiones Norte y Noroeste fueron cerradas ayer desde el mediodía al agotarse sus reservas de gasoil y gasolina, lo que trastornó seriamente el transporte de carga y pasajeros, así como a muchas industrias.

Los dueños de estaciones suspendieron sus pedidos a la Refinería Dominicana de Petróleo acogiéndose a una decision de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (ANADEGAS), a la cual está afiliada la mayoría de las «bombas» de estas regions.

La falta de combustibles paralizó al menos en un 15 por ciento el servicio de minibuses y camiones que cubren el transporte de pasajeros y carga desde aquí y hacía los pueblos del Norte y el Noroeste.

De cinco estaciones de expendio visitadas ayer por periodistas de este diario, tres habían agotado sus reservas de gasoil y gasolina regular y premium, mientras choferes desesperados hacían largas filas en las «bombas» donde todavía anoche quedaba combustible.

Se reportó que hay estaciones cerradas por falta de combustibles en Puerto Plata, Santiago, Tenares, Montecristi, Dajabón, Laguna Salada, Sosúa, Gaspar Hernández, Cabarete, Santiago Rodríguez, Río San Juan, Luperón, La Isabela, Monción, Mao, Navarrete, Esperanza Hatillo Palma, Villa Vásquez, Tamboril, Licey, La Vega, Moca, Villa Riva, Pimentel, Jamao al Norte, Salcedo, Villa González, San

José de las Matas, Jánico y el Cruce de Guayacanes.

A todo lo largo de las carreteras del Noroeste se aglomeraron grupos de pasajeros en espera de guaguas para transportarse a sus destino. Los minibuses que trabajaron ayer tuvieron que montar pasajeros en exceso, muchas veces parados para cubrir el déficit de asientos.

La mayoría de las estaciones de Santiago no tenían gasoil ni gasolina. Algunas terminaron sus reservas al mediodía y otros antes de la 8:00 de la noche.

Mientras tanto, en los autobuses de las compañías privadas como Metro y Caribe Tours no había cupo para la cantidad de pasajeros procedentes del Norte y el Noroeste. En las terminales solo se vendían boletos directos para Santo Domingo, mientras que aquellos que venían de Puerto Plata y Santiago tuvieron dificultades para su traslado.

La Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (ANADEGAS) llamó a sus miembros a no hacer más pedidos de combustibles hasta que el gobierno establezca mejores condiciones operativas para estos establecimientos.

La falta de gasoil afectó a empresas del sector privado, como muchas del parque industrial de Santiago que son víctimas de los prolongados apagones.