Los delitos ambientales no cesan en provincias del Norte

Los delitos ambientales no cesan en provincias del Norte

Las violaciones a la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales 64-00 promedian cerca de un caso por día en la Regional Norte donde los delitos son diversos y  en algunas ocasiones involucran a personal del Estado y reincidentes. Sin embargo, las condenas son pocas o nulas.

De  acuerdo con  la Gerencia Regional Norte, uno de los casos fue  la apropiación de una zona del área protegida de la Laguna del Choco, de Puerto Plata, acaecida el  siete de julio.

En los terrenos invadidos se habían levantado nueve casuchas por “desaprensivos que tienen  como negocio la apropiación de terrenos con la intención de rellenar el humedal y formar solares para posteriormente venderlos”, según el informe, que indica que por esa situación fue suspendido el encargado del parque, David Mendoza.

Los ocupantes habían sido sometidos  anteriormente a la justicia por la misma causa, pero sin lograr ser sancionados.

 Otro hecho ocurrido el 28 de julio fue la detección de un contrabando de caoba y roble en  Guananico, Puerto Plata, cuya responsabilidad se atribuyó al señor Cresencio Acosta, quien había sido detenido en tres ocasiones anteriores por la misma causa.

También, el día cinco de agosto miembros de la Policía Ambiental arrestaron a tres hombres que transportaban madera preciosa de contrabando.

Las incautaciones de madera preciosa, reportadas por la gerencia norte que dirige el teniente coronel Nelson Giovanni Tiburcio, abarcan hasta los talleres de ebanistería. Uno de estas se produjo el lunes 11 de agosto en la urbanización Atlántica de Puerto Plata en una empresa propiedad del ex fiscal Sanabe Torres, desde donde se incautaron 20 camiones llenos de caoba, roble y capa. Allí también se desmantelaron tres aserraderos instalados sin autorización de la Secretaría de Medio Ambiente.

“Imaginamos que a una persona conocedora de la ley ambiental y quien la ha aplicado en múltiples ocasiones como es el caso deberá corresponderle una sanción mayor y ejemplarizante”, recomienda el informe hecho por Tiburcio.

Contaminación Otro  de los casos  es de un administrador de un matadero, ubicado en la sección La Gallera, de Moca, a quien se encontró in fraganti vertiendo   piltrafas y restos en descomposición de animales al río Santana. El infractor  fue identificado como Tiburcio Martínez.

Tumba y quema En  la sección El Aguacate de Navarrete unas 280 tareas de tierras fueron deforestadas y quemadas por varios haitianos bajo órdenes de Luis Rodríguez, quien  tenía autorizado limpiar  sólo 100 tareas para fines  agricola   y ganadero.

Amparado en la Biblia
El pasado viernes  en Santiago fue apresado el señor Julio Andrés Pérez Perrone , quien se define como pastor evangélico,  por deforestar ilegalmente unos 200 metros cuadrados de árboles y arbustos próximos a una fuente acuífera, en el paraje Los Higos, de Navarrete.

El gerente de la Regional Norte e inspector  de la Policía Ambiental, teniente coronel Tiburcio, informó que   Pérez Perrone al ser arrestado con “ Biblia en mano, justificó el desmonte con el argumento de que un versículo de la Biblia reza que el árbol que no da frutos debe ser arrancado de raíz”.

“En vista de que los árboles no eran de aguacate, mango o naranja, él los cortó para sembrar plátanos, por convicción de que hacía lo correcto”, indica el informe de Tiburcio. El infractor cortó árboles de lino criollo, limoncillo macho, nin y parte del sotobosque.

Luego de ser enviado al destacamento de la Policía Nacional del lugar y presentado ante la Justicia por violación a la Ley 64-00, sólo aceptó reforestar el área bajo la supervisión de Medio Ambiente después de que las autoridades y religiosos, le explicaran la necesidad de cumplir las leyes terrenales tanto como las divinas.