Los apagones castigan habitantes Norte y Sur

Los apagones castigan habitantes Norte y Sur

POR FIOR GIL
Las interrupciones en el servicio de electricidad se han intensificado en todo el país en las últimas semanas, a pesar de que en el sector eléctrico se  alega que se cumple el plan de suministro de un 80% de la demanda. En las regiones Norte y Sur se manifiestan las mayores quejas. Ayer en la Capital se registraron prolongados apagones en sectores en donde regularmente el suministro es más estable durante los fines de semana. El superintendente de Electricidad, ingeniero Francisco Méndez, explicó que hay sectores que reciben interrupciones de seis, ocho y hasta 10 horas.

Dijo que esto ocurre porque debido a que como hay un promedio de un 80% de disponibilidad de la energía demandada, por clasificación se han escogido los circuitos que reciben más horas de servicio que otros, acorde con la recuperación en la cobranza.

Dijo que en enero las empresas distribuidoras confrontaron dificultades para el pago de la factura corriente con los generadores porque en el período diciembre/enero se suministró más energía de lo normal y luego, para que las compañías pudieran cerrar sus cuentas en promedio balanceado fue necesario recortar un poco el suministro y que de ahí parten los apagones prolongados.

El funcionario explicó que en el caso de la  zona Norte las dificultades en el suministro se deben, en muchas ocasiones, al bajo voltaje en esa zona donde se requieren inversiones para capacitores, además de que hay plantas fuera del sistema, como es el caso de la Smith Enron. «En el Norte ha pasado que la empresa distribuidora (Edenorte) ha reclasificado muchos circuitos porque anteriormente habían muchos que se tenían como clase A o B, pero en términos reales no tenían un control efectivo de las pérdidas y han hecho una reactualización y se ha de terminado que muchos clientes en lugar de ser A (se aplica cero apagones) eran B (de cuatro a cinco horas de apagones por día) y probablemente algunos usuarios que estaban recibiendo cuatro horas de apagones ahora estén experimentado apagones de ocho horas porque su clasificación es C. Méndez dijo que de igual manera ocurre con la zona Sur, porque hay problemas en la línea de la barra de Haina, que suple la parte metropolitana, atendida por  la Distribuidora del Sur.

«Esos son los factores que afectan mayormente el suministro, porque actualmente el sistema en sentido general está normal; por ejemplo, el viernes teníamos a las 9:00 de la noche 1,485 megavatios en línea para un suministro de un 85%», aseguró.

Afirmó que ya se ha regularizado la situación y el sector se maneja de acuerdo al plan de suministrar entre un 70 y 80% de la demanda eléctrica, las distribuidoras cumplieron con el pago de la factura corriente y el gobierno entregó los 50 millones de dólares acordado. «Las quejas son habituales porque al haber un 30% de racionamiento promedio esto implica que hay sectores que llega 30, 25 y hasta un 35% de interrupciones, pero hay otros que tienen cero horas de interrupciones», manifestó     

LOS MAS AFECTADOS

Los apagones afectan principalmente los sectores de bajo nivel de cobranza, lo cual se refleja de manera directa en circuitos que por su clasificación deben recibir menos apagones, de acuerdo con los reportes de los usuarios.

Esa situación se verifica en Baní, donde los usuarios del servicio residencial y el comercio se quejan por apagones que van de ocho a 10 horas.

El corresponsal Fausto Soto reportó que los comerciantes están «con el grito al cielo» porque reciben un suministro de tres y cuatro horas, lo que les ha ocasionado aumentos en sus costos por el uso intensivo de las plantas de emergencia, mientras que los usuarios residenciales se quejan por apagones de hasta 10 horas.

Los recurrentes apagones en la región Sur afectan también las provincias de Azua, San Cristóbal, San Juan de la Maguana, Barahona, San José de Ocoa y la zona fronteriza.

En Baní los barrios más afectados son Riviera del Sur, Villa Majega, 30 de Mayo, Los Cajuilitos, Pueblo Nuevo, INVI, Mejoramiento Social, Pueblo Abajo, Los Pescadores, y  localidades rurales como Villa Sombrero, Cañafistol, Paya, Boca Canasta, Matanza, en donde, según explicó Soto, los apagones son de 8 y 10 horas.

El corresponsal explicó que entre esos sectores se encuentran los que pagan por el servicio de manera regular y que de acuerdo con los datos de la distribuidora eléctrica, las recaudaciones superan los dos millones de pesos, pero pagan las consecuencias de los barrios que no pagan.

Desde la región Norte, Santiago González, encargado de la redacción de HOY en Santiago, dijo que la empresa distribuidora Edenorte continúa la política de ofrecer menos horas de suministro de electricidad en los sectores donde no recupera la inversión y que por tanto hay barrios que registran entre 8 y 10 horas de apagones.

Entre esos sectores citó La Joya, La Yagüita de Pastor, Cienfuegos, Pekín, Cristo Rey, entre otros. Pero hay sectores clasificados A que tienen cero apagones y en otros hay suministro con varias horas de apagones.

Explicó que en sectores que tienen suministro permanente las quejas son por la implementación de un plan de revisión de los medidores ya que en algunos casos se han atribuido irregularidades, pero los usuarios alegan  no han cometido.

Dijo que el caso más reciente es el del empresario Juan Sebastián de León, que hizo pública su queja porque se le ha señalado una adulteración en su medidor, pero el afectado afirma que no es cierto, porque no le ha puesto la mano a ese aparato. En Moca, Rafael Martínez reportó apagones de seis y siete horas durante el día y de dos a 10 horas en la noche hasta la madrugada y dijo hay quejas por parte de los comerciantes y de las amas de casa.

En La Vega, Irayda Aracena, del sector Paraíso, dijo que tienen más horas de apagones que servicio, con interrupciones de más de siete horas y que hay barrios que apenas les dan tres y cuatro horas de electricidad.

En el Este, principalmente en La Romana, el servicio se considera caótico sobre todo en los barrios de las zonas Norte y Oeste. No así en la zona Sur que reciben un servicio, según informó el corresponsal Víctor Borromé.

Explicó que hay barrios en donde los apagones pueden durar un día completo, como en Villa España, Los Multi y Quisqueya, que sus moradores han realizado protestas callejeras en los últimos días.

Iguales quejas se reportan desde San Pedro de Macorís, por ejemplo en los sectores Pedro Justo Carrión, Villa Magdalena, Las Flores, Placer Bonito, Barrio Lindo, entre otros, que a veces no tienen servicio eléctrico durante un día completo y cuando se restablece es por cuatro o cinco horas, dijo Iván Santana, quien indicó que los apagones se han agudizado en las últimas dos semanas.