Lluvias inundan casas Herrera

Lluvias inundan casas Herrera

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Las casas de decenas de familias en la avenida Isabel Aguiar se inundaron ayer con las lluvias registradas en las primeras horas de la mañana, lo que impidió que muchas personas llegaran temprano a sus centros de trabajos. El problema lo ocasiona la falta de limpieza en el sistema de drenaje pluvial.

Quedaron anegados los frentes de las viviendas en el sector Los Platanitos y los residenciales Maribel y Patricia Primera. Las zonas afectadas abarcan un perímetro de menos de medio kilómetro, pero otros lugares de la Isabel Aguiar confrontan la misma situación.

La peor situación se presentó en el tramo comprendido entre las calles Emeterio Méndez y calle 13, casi esquina calle Tercera, debido a que los filtrantes están tapados de tierra y basura.

La preocupación de la gente residente se debe a que el deterioro de la vía va en aumento por la falta de mantenimiento. Los desagües que atraviesan viviendas son obstruidos y esto es otro problema, por partida doble, ya que además de impedir el paso del agua, llena las casas de agua.

Cuando cae un aguacero, muchos vehículos se dañan en medio de la vía, lo que genera un conjunto de dificultades que pocos pueden enfrentar.

Bernardo Medina, presidente del Club 16 de Agosto del sector, indicó que el agua sube por encima de los dos pies en las zonas más baja, un problema que lo ocasiona la falta de los filtrantes.

Sostuvo que en varias ocasiones se ha comunicado con funcionarios del Ayuntamiento, desde asistentes del síndico Francisco Peña hasta los de distintos departamentos, pero no han tenido ninguna respuesta.

“La última vez que me comunique me decía una ingeniera que iba a venir. Me pidió teléfono y dirección, pero nunca se comunicó conmigo en más de un mes”, manifestó Medina, quien reside en la casa 143 de la Isabel Aguiar, casi esquina Emeterio Méndez.

Nacido y criado en el populoso sector de Herrera, Medina ha sufrido los traumáticos cambios de la Isabel Aguiar. Todos para empeorar las condiciones del medio ambiente, empezando por la contaminación visual.

El pasado jueves el agua entró a las viviendas. De acuerdo a Elsa Reyes y Maireni Martínez, el agua les daba por las rodillas en la mañana de ayer. Caminaron mojadas por las calles y recurrieron donde un vecino para las dejara pasar por su predio hasta la terminal de autobuses.

Los habitantes de la Isabel Aguiar creen que no hay voluntad en enfrentar los males de la vía por parte de las autoridades municipales, debido a que no se emplean mecanismos correctivos y que den facilidades a las personas.

La carencia de aceras libres es otro dolor de cabeza para la gente de la Isabel Aguiar, donde las tiendas de repuestos, talleres de reparación de vehículos, gomeros, tiendas de electrodomésticos y de ropa, hacen uso indiscriminado de los espacios públicos.

Medina indicó que hay tiendas de repuestos con estacionamientos adquiridos en hasta RD$11 millones, pero no les exigen a sus clientes que se parqueen en esas áreas, sino que estos dejan los vehículos en la calle.

El problema de la contaminación visual la gente lo califica como un peligro. La calle está repleta de letreros gigantes, en todos los tamaños y colores, colocados a ambos lados de la vía. Sin ningún control reglamentario, los dueños de negocios y establecimientos comerciales, que son muchos en la Isabel Aguiar cuelgan los letreros en la calle.

Señaló que tienen la amarga experiencia de recordar que muchos letreros y vallas gigantes se caen con las fuertes brisas de los ciclones.

En cuanto al sistema de recogida de basura lo considera eficiente, sin embargo, afirmó que por falta de un programa de educación, la gente deposita los desperdicios en la calle al momento de pasar el camión. Frente al residente Patricia Primera la gente deja la basura en el suelo, convirtiendo el lugar en vertedero provisional.