Lluvias causan derrumbes avenida ribereña Isabela

Lluvias causan derrumbes avenida ribereña Isabela

POR UBALDO GUZMAN M.
Las lluvias de los últimos días no sólo provocaron un lodazal en la avenida que se construye en la ribera del río Isabela, sino derrumbes y acumulaciones de agua en los hoyos donde se instalarán las columnas que sostendrán el viaducto Villa Mella-Puerto Isabela.

En la vía de la ribera del Isabela, que se levanta con los materiales extraídos del Metro, presentaba dificultades para los vehículos desplazarse, debido a la gran cantidad de barro que se formó en la superficie.

Esta situación se debió a que gran parte del material lanzado para la avenida es de caliche. Mientras continuaba ayer la instalación de los pilotes que soportarán la construcción de un puente sobre la Cañada del Diablo.

A lo largo del viaducto, sobre todo a partir de Santa Cruz, el lodo aparece en algunos tramos de la avenida Hermanas Mirabal, impidiendo que vehículos livianos puedan atravesarla.

Se observaron obreros navegando en el fango y sacando el lodo con suma dificultad de los hoyos.

En algunos hoyos, donde se instalarán las columnas que soportarán el viaducto, se formaron lagunas. El agua era sacada en varios puntos con una bomba.

Equipos pesados continuaban hincando pilares, encima de los cuales colocarán las columnas de concreto armado del viaducto, especialmente donde el terreno es de mala calidad. Ya se han levantado más de 85 columnas de un total de 155, algunas de la cuales se les ha puesto los cabezales.

Según el ingeniero Freddy Medina, de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), encargada de la construcción del Metro, los “ligeros derrumbes” son controlables.

A pesar de que Medina percibe que los trabajos marchan a ritmo acelerado, periodistas de HOY pudieron comprobar que no es así, pues en algunos puntos el personal se dedicaba a enfrentar la secuela de las precipitaciones.

Frente a la urbanización Máximo Gómez se encuentran tres columnas con los cabezales. En el tramo de la Máximo Gómez al Torito es el que está más avanzado del viaducto. En cambio, frente a la urbanización Buena Vista Primera, los trabajos están atrasados.

Otros lugares del Metro

Las excavaciones para construir la estación del Metro en la Máximo Gómez con John F. Kennedy, en el Centro Olímpico, están casi terminadas. Ya tienen 13.85 metros de profundidad. Ayer se nivelaba la pared.

En el otro extremo, Máximo Gómez con 27 de Febrero, las excavaciones sólo llegan a unos seis metros. Se tiene previsto terminar el 30 de este mes. El giro a la derecha de la Máximo Gómez continúa clausurado y al puente peatonal se le quitó una pata, debido al movimiento de tierra para instalar una parada del Metro.

En los jardines frontales del Teatro Nacional laboraban tres equipos pesados. Una fresadora, como un gigante dormido, está fuera de servicios desde hace unos días. Se espera que hoy entre en operación. Se trabaja durante 24 horas al día. Las excavaciones, que tienen seis metros de profundidad, finalizarían el 10 de febrero. Se hizo una entrada peatonal por el frente de la Plaza de la Cultura.

Ayer cambiaban las tuberías de 72, 16 y 12 pulgadas frente a la plaza de El Faro, entre las calles Juan Sánchez Ramírez y Ramón Santana, del agua pluvial, potable y sanitaria. Los contratistas terminaban los registros, hacían el vaciado de aceras y contenes, y colocaban válvulas de diez pulgadas.

En la primera quincena de febrero se tiene previsto terminar con los trabajos del cambio de tuberías entre la Ramón Santana y la Arístides Fiallo Cabral. En la acera frontal de la Secretaría de Educación, debido a los materiales regados, los transeúntes se lanzan a la vía.

Los trabajos que realiza la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (UASD) para la reubicación de tuberías, entre la las calles Peña Batlle y Américo Lugo, han tenido el mismo efecto: tirar a los peatones a la calle. La Américo Lugo con Máximo Gómez está cerrada en la dirección este-oeste.

Ayer no se trabajaba en la galería que se construye frente al cementerio de la Máximo Gómez, entre la entrada del camposanto y la Pedro Livio Cedeño.

Este “portal” se unirá a la galería que se construye en la Máximo Gómez casi con la avenida Paseo de los Reyes Católicos. Por esta galería se sacará el agua pluvial y sanitaria. La primera irá al río Isabela y la sanitaria a una planta de tratamiento.