Llovió en varias zonas pero persiste la sequía

Llovió en varias zonas pero persiste la sequía

El aumento de la nubosidad en una amplia franja del océano Atlántico está produciendo aguaceros en la región caribeña, que estuvo afectada por la sequía, y los servicios meteorológicos pronostican que en la República Dominicana las lluvias, aunque todavía esporádicas, continuarán hasta el fin de semana en gran parte del territorio.

Sin embargo, todavía los meteorólogos descartan que haya terminado la sequía que afecta el país desde los últimos tres meses del año pasado y que produjo una merma considerable en la producción agropecuaria, con un retraso en la siembra de arroz en el noroeste y muerte de ganado en el Cibao.

Aunque hoy se esperan algunos aguaceros, los servicios de meteorología, como descartan que haya terminado la sequía, advierten que las condiciones potenciales de fuegos forestales continúan.

La franja de nubes sobre la región es consecuencia del sistema frontal que se desplaza desde el territorio norteamericano hacia el sudeste y ayer atravesó el territorio nacional. Este sistema frontal, que es una masa de aire frío, choca con los aires tibios que suben del Atlántico medio y produce la condensación que generan las precipitaciones. Ayer hubo aguaceros en las inmediaciones de en Santo Domingo, El Pozo, en Nagua, en Barahona, en algunas áreas del Cibao Central y la costa Norte.

Aunque la parte principal del sistema de nubes ya atravesó el país y anoche estaba sobre la región Este, todavía algo de la nubosidad que lo acompañaba pasará hoy sobre nuestro territorio, por lo que se esperan más lluvias aunque aisladas en algunas regiones, sobre todo en las montañas centrales, el sudoeste, el noroeste y el noreste.

Aún cuando se han producido las lluvias, la Oficina Nacional de Meteorología (ONM) advirtió a las personas que hacen deportes en zonas boscosas que deben tomar precauciones porque persisten las condiciones que facilitan la propagación de fuegos. De los últimos cinco años, este año ha sido en el que mayor cantidad de fuegos forestales se han producido en el período de sequía que se extiende de noviembre a junio.

De acuerdo con las cifras oficiales en el 2000 hubo 114 fuegos que afectarán 52,500 tareas; en el 2001 hubo 110 que dañaron 25,500 tareas; en el 2002 hubo 77 fuegos que afectaron 14,895 tareas: en el 2003 190 fuegos que afectaron 86,400 tareas y el año pasado 107 fuego en 65,000 tareas.

ALTAS TEMPERATURAS

A pesar de las lluvias, la ONM espera que aumentará la temperatura a medida que el sistema frontal, que traía aire fresco del norte, se aleje del país.

Asimismo, esto sería consecuencia de un centro de alta presión en el área de Bahamas. El centro de alta presión es un paso previo a la formación de tormentas y que se caracteriza también por las altas temperaturas en la superficie del mar.

Los meteorólogos del área esperan que el centro de alta presión continúe desarrollándose en el resto de la semana.

Esta noche estará medio nublado en gran parte del territorio nacional y se esperan lluvias en la noche en Santo Domingo, Barahona, Jimaní, La Romana, Puerto Plata, en el extremo este de la isla, como Punta Cana y en Samaná. Sin embargo, para el viernes no se esperan lluvias en La Romana, Puerto Plata y Punta Cana. En los otros lugares es probable que continúen las lluvias.

Como consecuencia de la escasez de lluvias los acueductos han comenzado a tener dificultades para abastecer a las poblaciones. La Corporación del Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD) informó que las fuentes del río Haina disminuyeron en 75% su caudal a mediados del mes pasado y demandó de la población tomar medidas para ahorrar el líquido.

Asimismo, las frecuentes lluvias del año pasado que provocaron inundaciones en el noreste y noroeste, afectaron la producción. La mucha humedad ambiente y las altas temperaturas propiciaron la aparición de plagas que afectaron las producciones de plátanos, yuca y otros tubérculos.

Luego, desde diciembre, la escasez de lluvia dañó la producción agropecuaria, cuando comenzaron a escasear los alimentos que a su vez aumentaron de precios. Aunque a finales de febrero se produjo una disminución en el precio de los pollos como consecuencia de un exceso de oferta, en marzo volvió a aumentar.