Llevan alegría a  comunidades  de Azua

Llevan alegría a  comunidades  de Azua

Más de 250 kilómetros de distancia y mil 800 metros sobre el nivel del mar, no fueron obstáculos para que el Jeep Club República Dominicana transitara de Santo Domingo a Sabana de San Juan y Sabana de Miguel Martín, en Azua, para llevarles cajas navideñas a unas 50 familias que viven en total estado de abandono y pobreza.

La ruta ecológica partió de las oficinas de Reid & Compañía, ubicadas en la avenida John F. Kennedy, a las 7:00 de la mañana.

El trayecto tomó como salida a San José de Ocoa la avenida Gregorio Luperón, con una breve pausa en el Parador Cruce de Ocoa, lugar donde comenzaron los preparativos de una ruta que duró unas 7 horas.

Hasta San José de Ocoa todo pareció una maravilla, buenas carreteras, paisajes, un ambiente fresco y una naturaleza que conjuga el verdor con las nubes que se sientan sobre ella.

A partir de esta provincia la ruta empezó a complicarse, pero a ser más divertida para los miembros del Jeep Club, que en la medida en que el terreno se convierte en promontorio de piedras y ciénagas de aguas, lo hace más entretenido.

Los pueblos recorridos luego de salir de esta provincia fueron

El Pinar, Los Tramojos, Mancebo, Sabana de Miguel Martín y, por fin, Sabana de San Juan.

En todas estas comunidades, los residentes salían asombrados de sus residencias para observar la caravana que impresionaba con sus vehículos, que parecían zancudos de patas largas.

Los aventureros llegaron a las comunidades de Sabana de San Juan y Sabana de San Miguel, alrededor de la una de la tarde y fueron recibidos por una población con una sonrisa fría y tímida que reflejaba sus necesidades y felicidad por haber recibido “algo para sus navidades”.