Llegan decenas repatriados

Llegan decenas repatriados

Por DIOGENES TEJADA
AEROPUERTO LAS AMERICAS.-
Centenares de dominicanos, en su mayoría mujeres, llegan repatriados desde los Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Curazao, San Martín, Guadalupe, España y Holanda. Muchos de ellos viajaron con documentos falsos y otros con visa legal, pero permanecieron más del tiempo otorgado por las autoridades de Inmigración de aquellos países.

La mayoría procede de Puerto Rico y Estados Unidos, donde según los informes, las autoridades llevan a cabo arrestos masivos, incluyendo casos de personas que esperaban la entrega de documentación legales.

Se dijo que en bodegas, cafeterías, panaderías, bares, restaurantes y en construcciones las autoridades puertorriqueñas llevan a cabo detenciones masivas de dominicanos que son repatriados sin permitírseles muchas veces recoger sus pertenencias.

Muchos de los criollos repatriados definen como muy pobre el papel que juegan las autoridades consulares dominicanas en Puerto Rico, quienes ni siquiera se movilizan de sus oficinas para conocer de la situación de sus compatriotas.

“Los dominicanos no tenemos quién nos defienda en Puerto Rico, contrario a como ocurre con los representantes de otras naciones que se movilizan tan pronto conocen de arrestos de compatriotas”, dijeron los quejosos a periodistas destacados en el aeropuerto Las Américas.

Todos los días están llegando en vuelos regulares entre diez y 20 dominicanos repatriados desde diversos puntos del exterior y otros con cartas de ruta otorgadas por los consulados en los Estados Unidos, Venezuela, Panamá, Aruba y Curazao.

Se dijo que en el caso de Panamá algunas mujeres repatriadas están casadas y tienen hijos de panameños y se encontraban en proceso de obtención de su residencia definitiva en esa nación, siendo enviadas a su país natal, República Dominicana. “Hay muchas dominicanas que han tenido que abandonar sus lugares de trabajo por la persecución de las autoridades de los servicios de Inmigración y la Policía.