Llama grupos haitianos a modernizarse

Llama grupos haitianos a modernizarse

PUERTO PRÍNCIPE.- El embajador de Estados Unidos en Haití, James B. Foley, hizo un llamamiento a los partidos políticos haitianos a modernizarse para participar en las próximas elecciones y para desarrollar al país.
 Foley hizo la declaración anoche en una ceremonia en la que conmemoró el 228 aniversario de la Independencia de EEUU.
   Aunque ya ha quedado integrado formalmente, el Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití no ha tratado aún el tema de las elecciones que se celebrarían o en noviembre o diciembre cada cinco años.
  
Misión española
  
Por otro lado, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, afirmó el lunes que la misión española en Haití estará «lógicamente coordinada con el mando militar brasileño».
   El ministro español de Defensa, José Bono, dijo la semana pasada ante una comisión legislativa que España enviará tropas a Haití «si el mando brasileño garantiza autonomía táctica y funcional» de la compañía española.
   Interrogado sobre el significado de tal aseveración, el canciller español dijo este lunes en rueda de prensa conjunta con su homólogo peruano Manuel Rodríguez, que «en definitiva es que (las fuerzas españolas) tengan capacidad de actuación, lógicamente coordinada con el mando militar brasileño y con las misiones que nos asigne la secretaría general de la ONU».
  

   Viajarán a Haití

   En tanto, los ministros de Defensa de Argentina, Brasil y Chile viajarán juntos a Haití el próximo miércoles, confirmó ayer en Santiago la ministra chilena de esa secretaría, Michelle Bachelet.
   En declaraciones a los periodistas, la ministra chilena de Defensa señaló que hoy, martes, viajará a Brasil donde se reunirá con sus colegas para partir a primera hora del miércoles a la nación caribeña.
   «Vamos a estar allá en un esfuerzo muy importante para nosotros, un esfuerzo latinoamericano», precisó Bachelet, quien calificó de «hito histórico» el viaje conjunto de los ministros.
   «Esto nos ayuda a contribuir a la paz, trabajar juntos en terreno nos ayuda a hacernos más amigos, a ver temas más difíciles. Nos permite construir paz en el vecindario que es lo que todos queremos», subrayó.
   Tropas militares de los tres países y de Uruguay integran la fuerza multinacional que mantiene Naciones Unidas en ese país, que tiene como tarea cooperar en la estabilización institucional de la nación caribeña.
   El pasado 30 de mayo, un contingente de 165 infantes de marina chilenos partió rumbo a Haití para unirse a la misión de Naciones Unidas en ese país, a la que se sumó el 25 de junio otro batallón de 42 soldados.
   Estos grupos son la avanzada del nuevo contingente chileno en el país caribeño que sumará 590 efectivos y se irá incorporando progresivamente a la Misión de la ONU, que contará con un total de 6.700 hombres y que también conforman Brasil, Argentina y Uruguay.
   «Voy para saber como están nuestras tropas, sus impresiones, conocer qué elementos les vamos a facilitar desde acá. Es primera vez que una fuerza conjunta de las tres ramas del país participa en una operación de paz», recalcó Bachelet.
   Recordó que más adelante se sumarán a este contingente 32 policías de Carabineros (policía militarizada) que ayudarán en la formación de las fuerzas del orden haitianas.
   «Este es un esfuerzo en el que nuestro país ya ha tenido un tremendo desempeño, que ha sido reconocido tanto por las autoridades militares como de Naciones Unidas», aseguró.
   Informó de que mañana, martes, partirá al país caribeño un avión de la Fuerza Aérea con helicópteros y carga logística además de algunos generales y funcionarios que prepararan la visita ministerial.
   «Yo viajo a Brasil porque partimos con los otros ministros el día siete (miércoles) muy temprano en la mañana a Haití para cumplir ese mismo día un programa común y al otro día visitaré nuestras tropas», explicó la ministra Bachelet.
   A comienzos de marzo pasado, Chile envió a Haití un primer contingente de más de 300 efectivos militares que permaneció en el país caribeño por 90 días como parte de la fuerza multinacional provisional enviada a ese país por la ONU.
   La tarea de esa fuerza, que también integraron tropas de Canadá, EEUU y Francia, es resguardar el orden y asegurar la paz en Haití tras la caída de Jean Bertrand Arístide.