Litis Costa Rica-Nicaragua llega Corte La Haya

Litis Costa Rica-Nicaragua llega Corte La Haya

BRUSELAS. AFP.  La Corte Internacional de Justicia (CIJ) inicia mañana martes en La Haya las audiencias para decidir si acepta la demanda de Costa Rica para que Nicaragua retire las tropas que presuntamente se hallan en su territorio, una disputa fronteriza que vuelve a tensar los lazos diplomáticos.  

Los magistrados de la máxima instancia judicial de la ONU escucharán durante tres días los argumentos de ambos países, que regresan a La Haya menos de dos años después de que la CIJ fallara sobre su histórico conflicto por la soberanía del río San Juan, que delimita parte de su frontera común.   El San Juan vuelve a ser protagonista en el actual diferendo, que arrancó en octubre con la supuesta invasión de un grupo de soldados nicaragüenses de la minúscula isla fluvial de Portillos, cuya soberanía se disputan ambos países, y ubicada en la desembocadura de ese río en el Caribe, en una zona pantanosa.  

San José reclama a la Corte que dicte medidas cautelares contra Managua, ordenando la retirada de las tropas presuntamente instaladas en su territorio, así como la suspensión de los supuestos trabajos para la construcción de un canal en esa zona que asegura que están provocando daños medioambientales.   Nicaragua niega llevar a cabo tales obras, mientras que rechaza retirar sus tropas al estimar que se hallan en su territorio y que su presencia se debe al paso creciente de narcotraficantes.   «Confiamos en que la razón nos asista», porque estamos «ante una invasión de territorio en el siglo XXI», afirmó a la AFP el embajador costarricense en La Haya, Jorge Urbina, integrante de la delegación que estará presente en las audiencias, encabezada por el canciller, René Castro Salazar.

Retirada de soldados

San José reclama a la Corte que dicte medidas cautelares contra Managua, ordenando la retirada de las tropas presuntamente instaladas en su territorio, así como la suspensión de los supuestos trabajos para la construcción de un canal en esa zona que asegura que están provocando daños medioambientales.   Nicaragua niega llevar a cabo tales obras, mientras que rechaza retirar sus tropas al estimar que se hallan en su territorio.