LISTO PARA TODO Emilio Bonifacio preparado para el reto con los Bravos

LISTO PARA TODO Emilio Bonifacio preparado para el reto con los Bravos

kissimmee, florida. –El versátil jugador dominicano Emilio Bonifacio se encuentra en el campo de entrenamientos de los Bravos de Atlanta.
Bonifacio fue firmado en diciembre para ocupar un puesto de utility con la organización de la División Este de la Liga Nacional.

“Ellos quieren que esté disponible para jugar en todas partes. Lo que tengo que hacer es seguir preparándome mentalmente. Todo está bien, estoy trabajando en la segunda base y en el jardín central”, dijo Bonifacio al conversar con redactores de Hoy previo a uno de los partidos de los entrenamientos de primavera y como parte de la cobertura especial en la Florida.

Bonifacio jugará en 2016 con un sexto equipo en los últimos cinco años, algo que considera un poco complicado aunque se mantiene agradecido de seguir teniendo oportunidades para mantenerse en la Gran Carpa.

“Es bien difícil estar moviéndose de equipos, pero me siento bien porque hay trabajo y eso es lo más importante”, manifestó.

Tras jugar en 2013 en la Liga Americana, con los Azulejos de Toronto y los Reales de Kansas City, Bonifacio jugará por tercer año seguido en la Liga Nacional, algo que entiende le conviene más por su estilo de juego.

“Soy un pelotero de la Liga Nacional y es mejor estar aquí porque tengo chance de entrar en un doble cambio y hay más oportunidades para jugar”, afirmó.
Situación complicada. En medio de todo el trajín de conquistar un puesto en el roster de los 25 hombres para los Bravos de Atlanta, Bonifacio ha tenido que lidiar con una situación personal bastante complicada.

Su hijo recién nacido experimentó problemas del hígado a días de haber llegado al mundo y posteriormente se le hizo un trasplante para salvar su vida.
«Fue un poco difícil porque no está en las manos de uno. Pusimos eso en manos de Dios y afortunadamente el niño está evolucionando bien», dijo Bonifacio.

El joven Gael, contó Bonifacio, mejora día a día de su situación médica y el pelotero espera poder quedarse arriba.

Bonifacio, de 30 años, jugó brevemente con Atlanta hace dos años y viene de un terrible 2015 en el que bateó .167 (78-13) en 41 partidos con los Medias Blancas de Chicago.

«Lo del año pasado fue extremo y todos sabemos que soy mejor pelotero que lo que dicen esos numeritos», dijo Bonifacio.
En nueve temporadas en las Grandes Ligas, Bonifacio batea .259 y promedia 35 robos y 73 carreras anotadas por cada 162 partidos, números por encima de lo registrado últimamente.