LIMBER VILORIO
Sobre maravillas y contradicciones

<STRONG>LIMBER VILORIO<BR></STRONG>Sobre maravillas y contradicciones

POR AMABLE LÓPEZ MELÉNDEZ
“Yo me pregunto si fue alguien o si fuimos todos los que  lanzamos la yipeta para ocultarla y  ocultarnos. Sumergida en nuestra memoria, navegando en los mares de deseos y frustraciones. Mares de asfalto  profundos, enormes abismos de contradicciones, conciencia contaminada… Observo la ciudad   a través de una nube oscura, parece muerta.  Sobreviven en ella los hombres muffler, sus brillantes colores se destacan, son los nuevos hitos. Algunos mueren a causa de balas perdidas”.

Limber Vilorio (2007).

Hasta la primera semana de febrero del 2008 se mantiene abierta en la planta baja del Museo de Arte Moderno la exposición  “¿Quién tiró la yipeta al mar Caribe?”, de Limber Vilorio (Santo Domingo, 1972)-penúltimo taumaturgo de la irreverencia o admirable materializador de la imaginación a través de metáforas visuales terriblemente deliciosas  sobre las complejidades de nuestra consciencia escindida o, mas bien, en torno a las muy reales y maravillosamente fictivas  espectrologías ancestrales y cotidianas de la dominicanidad. En dicha muestra, Vilorio  toma como eje conceptual el artículo de periódico con el en cabezado “¿Quién tiró la yipeta al mar caribe?” y la fotografía que acompaña el mismo donde se observa un vehículo (yipeta) sumergido en el fondo del  mar.

Menos de 72 horas después de su inauguración, la noche del pasado jueves 22 de noviembre, con “aire” predecible y en la misma plenitud de su frenética precariedad, cierta crítica citadina  y notablemente acelerada ya consideraba y proponía esta hermosa entrega de Limber Vilorio en el MAM como la más importante exposición presentada en el país por un artista nuestro durante todo el año que acaba de finalizar.

Y, ciertamente, sin tener que resguardarme con  la imagen del “enmascarado de plata”, esta vez me place celebrar tan justa y piadosa apreciación, desde luego, sin extraviar mi irremediable instinto de curioso por saber hacia cuáles abismos podría haberse descarriado tal crítica si esa misma noche de la apertura se hubiese  atrevido a participar y disfrutar de las polisintéticas y desquiciantes melodías de “La Estaca”,  dirigida por Gregorio Felipe (Yeyo) y “The Crystal Ship” con la inefable personalidad de su vocalista Alejandro Martínez (El Indio), quienes descargaron un repertorio “eléctrico” de música experimental y rock clásico como relámpago potenciador de una propuesta cuyo imprevisto cuerpo de obras  incita al  público a interactuar, resolver y completar la enigmática e hiperreal leyenda urbana de “¿Quién tiró la yipeta al mar Caribe?”.

En ralidad, no me derriten las performáticas apreciaciones de la crítica «estresada», pues, tal como ya he señalado, Limber Vilorio es autor de una serie de obras definitivamente formidables, capaces de desvelarnos una de las poéticas  de mayor profundidad e implicaciones significativas en el panorama de las  artes plásticas y visuales dominicanas de la actualidad, tales como “Traje para caminar”(1999), adquirida recientemente por el Museo del Barrio de Nueva York;  “Memoria en Blanco”, Instalación escultórica con 150 neumáticos de yeso (circuito de exposiciones paralelas de la V Bienal del Caribe, 2003); “Peatón o perro muerto”, Instalación fotográfica que le valió el Tercer Premio en la XXll Bienal Nacional de Artes Visuales (2003) y “Yipeta de carne, Gente de asfalto”,  incitadora pieza escultórica que obtuvo el Segundo Premio de la XXll Bienal Nacional de Artes Visuales ( 2003). Se trata del caso de un artista que aborda una alucinante diversidad de materiales y cuyo discurso nos hace pensar, precisamente, porque se sostiene en una constante reflexiva que no elude asumir plenamente el resultado estético como forma única y depurada de pensamiento.

Dibujos, esculturas, videos, instalaciones y performances, constituyen el polivalente cuerpo de obras  de la muestra “¿Quién tiró la yipeta al mar Caribe?”, en la cual el joven artista se refirma en sus profundas convicciones por la experimentación con la multimedia al mismo tiempo que aporta al arte dominicano de la actualidad un conjunto de propuestas que nos permiten calibrar la marca expansiva  de su versatilidad y vitalidad creativas, además del mismo rigor conceptual que distingue su práctica simbólica en el contexto artístico del Caribe contemporáneo. Me refiero a obras de confrontación, disfrute y riesgos inevitables como las tituladas: “A la deriva” (dibujo)“Acorazado”, “Casco Submarino”, Seximufler”, “Hombres Mufler” (esculturas), “Mar Vertical” (video) y “Deseo”(video”(2007).

 …“Un carro en el mar.  Submarino del subdesarrollo.  Contradicción de vivir rodeado del mar pero negarlo al encerrarse en una nave siniestra, artificial. Negar nuestra identidad , construir una arquitectura hueca. Estar en el Caribe y vivir en un mundo inventado, vacío. Esa nave tiene periscopio.  Parece un tubo de escape de una planta eléctrica ruidosa dentro de uno de esos edificios como memoria urbana cualquiera.   Su ruido se extiende hacia dentro, como vibraciones subterráneas  que sacuden por los pies” (Limber Vilorio, 2007)…

 Limber Vilorio se ha formado artísticamente en la Escuela Nacional de Bellas Artes(1993), en  la escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (1999) con especializaciones en distintos centros de estudios superiores de Suecia (1998) e Italia (2000). Dentro de sus exposiciones individuales se pueden mencionar: “Carros”, Museo de  Arte Moderno (MAM), Santo Domingo (2004). “Caminantes en  la Ciudad Herida”, Centro Cultural Rodrigo de Bastidas, Santo Domingo  (2001), “Caminantes en la Ciudad Herida II”, Centro Cultural Domínico-Americano, Santiago de los Caballeros (2001).  Ha realizado y participado en varias exposiciones colectivas entre ellas: “El Juego de la Diferencia: Penúltima imagen de la fotografía y el vídeo en Santo Domingo”, Museo de Arte Moderno (MAM), Santo Domingo (2006).  lX Bienal de La Habana, La Habana, Cuba  (2006). “Fête de la Sculpture”, Instituto Francés de Haití, Puerto Príncipe, (2006). XXIII Bienal de Artes Visuales, Museo de Arte Moderno, Santo Domingo (2005). “NEXO”, Centro Cultural de la Diputación, Toledo, España  (2005). Bienal del Caribe, Plaza del Banco Central, Santo Domingo (2003). XXIV Bienal de Artes Visuales, Museo de Arte Moderno (MAM), Santo Domingo,  (2007).