Liderato para la seguridad social

Liderato para la seguridad social

PABLO NADAL
El liderato es un ingrediente que no puede dejarse a un lado en la Seguridad Social. Y más cuando el Sistema es nuevo. Liderato que debe impulsar, resolver problemas naturales y artificiales que se presenten y tener un sueño y una conciencia ampliamente social. Es desplegar una bandera, señalar caminos, convocar consensos, llevar luz sobre los puntos gordianos. Ver y prever los que muchos no ven. El liderato no se sostiene por normas jurídicas o poder de mando; sino con empatía y motivación. Sentir y hacer sentir lo conveniente y aglutinar fuerzas para lograrlo.

Liderato que en la Seguridad Social debe empezar desde arriba con el Estado. Atento a toda desviación o retraso. Sin que ello por la rama ejecutiva signifique interferir con la descentralización y la delegación. Y en la legislativa ejercer la función de genuino representante de la ciudadanía, oyendo la voz de los representados aunque esté amortiguada o cansada y se a la vez su voz. Acompañándolos a obtener o recobrar los beneficios de la ley a tiempo real de sus necesidades y expectativas.

Liderato en los órganos internos del Sistema sea de forma colectiva o personal. Sea en calidad de órganos normativos o ejecutivos. Asumiendo la posición de que su incorporación se debe a representar esa ciudadanía, siendo segundo los lazos con intereses gremiales, económicos y de otro tipo. Meterse dentro del traje de la Seguridad Social, más que de cualquier otro, para actuar en ella conociendo y sintiéndolo como algo consustancial a su misión.

Seguridad Social que podrá vacilar en cualquier momento si no surge desde abajo hacia arriba y se hace sentir el liderato de los mismos afiliados sea directamente o a través de sus agrupamientos, de asociaciones comunitarias y la aportación de profesionales del Derecho y las ciencias sociales. Liderato que permitirá que el Sistema demuestre que está vivo y que no es una simple tarja de mármol con un numero de una ley.

Un barco nuevo y bello necesita capitanes bien entrenados y amorosos de su profesión para que tenga navegación feliz y veloz. Y pueda pasar con ventura los nubarrones que siempre se presentarán.

El liderato tiene muchas definiciones pero lo importante es que se sienta. Y bueno sería que en la Seguridad Social sople de todos los lados, desde arriba, desde el medio y desde abajo y que a falta de un lado los otros ocupen su lugar. Es un mensaje general para la Seguridad Social y para los dominicanos y las dominicanas. Para los buenos tiempos y para los malos tiempos.