¡Libérese del cigarrillo!

¡Libérese del cigarrillo!

El tabaco ocupa el cuarto lugar como factor de riesgo de enfermedad en todo el mundo; es

la primera causa de cáncer de pulmón y contribuye con la aparición de enfermedades cardiovasculares. Por todas estas razones, ¡no espere más y déjelo!

Generalmente las personas intentan dejar de fumar dos ó tres veces o incluso más, antes de lograrlo. Dejar de fumar requiere de mucho trabajo y esfuerzo; pero, usted puede dejar de hacerlo. Estas son algunas buenas razones para abandonar el perjudicial hábito:

• Vivirá más años y vivirá mejor.

• Al dejar de fumar se reducirá la posibilidad de que sufra un ataque al corazón, una embolia o un cáncer.

• Si está embarazada, dejar de fumar aumentará la posibilidad de tener un bebé saludable.

• Las personas que viven con usted, especialmente los niños, serán más saludables.

• Tendrá dinero adicional para gastar en otras cosas y no en cigarrillos.

PARA DEJAR DE FUMAR

Algunos estudios han demostrado que estos cuatro pasos le ayudarán a dejar de fumar y hacerlo para siempre. Tiene más oportunidad de dejar de fumar si los utiliza a la vez:

1. Prepárese:

• Fije una fecha para dejar de fumar.

• Cambie su medio ambiente.

• Deseche todos los cigarrillos y los ceniceros de su casa, automóvil y lugar de trabajo.

• No permita que las personas fumen en su casa.

• Recuerde las ocasiones anteriores cuando intentó dejar de fumar. Piense en lo que funcionó y en lo que no funcionó.

• Una vez que deje de fumar, no fume: ¡ni siquiera una bocanada!

2. Obtenga apoyo y estímulo:

• Dígale a su familia, amigos y compañeros de trabajo que dejará de fumar y que desea su apoyo. Pídales que no fumen cerca de usted ni dejen cigarrillos a la vista.

• Obtenga asesoría individual, de grupo o por teléfono.

3. Aprenda habilidades nuevas:

• Trate de entretenerse con otra cosa cuando sienta ganas de fumar. Hable con alguien, salga a caminar u ocúpese con una tarea.

• Al principio cuando deje de fumar, cambie su rutina. Utilice una ruta diferente para llegar al trabajo. Tome té en lugar de café. Desayune en un lugar diferente.

• Haga algo para reducir la tensión emocional. Tome un baño caliente, haga ejercicio o lea un libro.

• Planee hacer cada día algo que disfrute.

• Beba mucha agua y otros líquidos.

4. Esté preparado para las recaídas y las situaciones difíciles:

• La mayoría de las recaídas suceden durante los primeros tres meses después de dejar de fumar.

• No se desanime si comienza a fumar de nuevo. Recuerde, la mayoría de las personas tratan varias veces de dejar de fumar antes de lograrlo.

NO SE EXPONGA

He aquí algunas situaciones difíciles de las cuales hay que estar al pendiente:

• Alcohol. Evite las bebidas alcohólicas. El beber reduce las posibilidades de lograrlo.

• Otros fumadores. Estar en donde hay personas fumando puede hacer que usted desee hacerlo.

• Aumento de peso. No deje que el aumento de peso lo distraiga de su meta principal, que es dejar de fumar.

• Mal humor o depresión. Hay muchas formas de mejorar su estado de ánimo en lugar de hacerlo fumando.

Si está teniendo problemas con alguna de estas situaciones, hable con su médico.

Fumar y cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte tanto en hombres como en mujeres y su incidencia está en aumento mundialmente. Así lo señaló el doctor Ralph Zinner, Oncólogo especialista en cáncer de pulmones, cuello y cabeza del MD Anderson Center en Houston Texas.

“Es el principal cáncer mortal en el mundo y causa más muertes por año que el cáncer de mama, de próstata y de intestino combinados”, expresó el especialista, quien apuntó que es una enfermedad que tiene tasa de supervivencia muy baja, siendo la proporción de pacientes que sobrevive 5 años luego del diagnóstico de aproximadamente 15 por ciento.

La baja sobrevida se debe a que el cáncer de pulmón se detecta casi siempre en etapas tardías, cuando las lesiones se han extendido más allá del pulmón.

“El pronóstico depende de cuanto haya avanzado el cáncer, sin embargo, pocos cánceres de pulmón son detectados en una etapa temprana debido a la ausencia de síntomas”.

Los síntomas del cáncer de pulmón, de aparición tardia, incluyen tos persistente, dolor de pecho, hemoptisis (catarro con sangre), dificultad para respirar, sibilancias, ronquera, neumonías o bronquitis frecuentes, pérdida de peso y fatiga.

FACTORES DE RIESGO

El doctor Zinner, al hablar sobre los factores de riesgo del cáncer del pulmón, enfatizó el papel que juega el hábito de fumar en la aparición de la enfermedad: “Fumar es, sin lugar a dudas, el mayor factor de riesgo. Se considera que hasta el 90 por ciento de los cánceres de pulmón resultan de fumar”. Acotó que el riesgo es mayor cuanto más tiempo tiene la persona fumando y que disminuye cuando se deja de fumar.

Otros factores de riesgo señalados por el especialista son la edad –es raro en personas menores de 45 años– y la exposición al humo del tabaco ambiental –como ocurre en los fumadores pasivos–, al asbesto o al radón, gas radioactivo que se presenta de manera natural en el suelo y en las rocas.

Estas declaraciones fueron ofrecidas por el doctor Zinner después de participar como orador principal en una conferencia sobre Iressa, nuevo fármaco con actividad antitumoral desarrollado por la compañía Astrazeneca.