LF restablezca energía y equilibre la economía

LF restablezca energía y equilibre la economía

POR MARIEN A. CAPITAN
Resolver el problema energético, equilibrar la economía, controlar la tasa del dólar y bajar los precios de la canasta familiar son las prioridades que, a juicio de personas entrevistadas ayer, deberá atender el presidente electo, Leonel Fernández, después que asuma el poder el próximo lunes.

Varios de los consultados expresaron a Hoy que confían en que Fernández hará un buen papel cuando tome las riendas del país. Los consultados coincidieron en que uno de los mayores retos que deberá enfrentar es combatir la corrupción.

Aunque fueron puestas en un segundo plano, hay otras prioridades que deben ser cubiertas: mejorar la educación y la salud, ofrecer más oportunidades de empleo, erradicar la delincuencia y eliminar algunos de los impuestos que lastiman a los sectores pobre y medio del país.

Néstor Rijo, taxista y pensionado, sostuvo que espera que el próximo gobierno trabaje para la clase pobre que «tanto lo está esperando. Además de eso esperamos que el país se desarrolle y que aplique la justicia social».

Gina Fernández, empleada privada, opinó que «él (Fernández) va a estabilizar la situación económica del país; tengo muchas esperanzas. En cuanto a la corrupción, creo que no ha tenido ningún tipo de inconveniente, fue un gobierno que se portó bien».

Marisol Pérez, estudiante, cree que «es posible que haga algo, ya que este (Mejí) no hizo nada, él está comprometido a hacerlo. El problema es que la cosa está muy difícil, que el país está totalmente en bancarrota».

El doctor Gatreaux supone que Fernández hará un gobierno parecido al que hizo durante su período pasado. En esta ocasión, sin embargo, deberá «quitar todas las botellas, los privilegios y las exoneraciones».

Ana Silvia de Lora, ama de casa, expresó que espera que Fernández equilibre los precios para que los productos estén más asequibles. Lo mismo señalaron Arelis Vidal, desempleada; Harlie Mejía, carnicero; Dionisio García, profesor; Jasmín de León, doctora; Isabel Flores, cajera y estudiante; Rafael Hernández, empleado privado; Lucy Tello, niñera; Luis Rodríguez, desempleado; y Emilia Barbosa, una ama de casa que asegura que «estamos pasando el Niágara en bicicleta».

Lisette Cedano, abogada, afirmó que «viene un gobierno bastante fuerte, con una estructura nueva. La situación ahora mismo está difícil. A parte de las medidas que se van a tomar en el aspecto económico, de todo lo que va a subir como el ITEBIS, el impuesto de las habitaciones de hoteles y las publicaciones, creo que si trabajamos en conjunto puede dar un buen resultado».

Al hablar de la corrupción, Cedano estableció que «la venimos arrastrando desde 1844, cuando el gobierno de Pedro Santana. Aquí hay corrupción en todos los sectores, en todos los gobiernos. La única diferencia es el color de la bandera pero todos son corruptos. Creo que un hombre que se respete, sea honesto y capaz de asumir una responsabilidad, no se metería a un cargo político; todo el que va ahí, va a coger».

Con la esperanza de que el próximo sea mejor que este gobierno, Carlos Pérez, empleado privado, tan sólo afirmó que «mejor que Hipólito cualquiera».

Jensi Suero, empleada privada, exhortó a Fernández a cambiar su gabinete. «Que no venga con el mismo gabinete porque sino esperaríamos lo mismo, que traiga personas nuevas que puedan aportar. El tiene que traer mejoría porque esto es insoportable».

Menos optimista, Pastor Soriano, empleado privado, aseveró que no tiene expectativas favorables con el próximo gobierno. «Ahora mismo esto no depende de él, sino de cómo se mantenga el dólar», dijo quejándose de que cada gobierno que viene pone las cosas peor.

Por el mismo tenor anda Mónica Sánchez, joven empleada privada que sostiene que los problemas no se resolverán a partir del 17 de agosto, tal como ha querido creer mucha gente.

Algunos de los que quieren creer en ello es doña María Luisa del Prado, una ama de casa que ansía «salir del hoyo». Como ella, otros ciudadanos también aspiran ver que Leonel Fernández se encargue de encerrar a los corruptos.