Leonel Fernández entrega premios Funglode

Leonel Fernández entrega premios Funglode

La Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y la Global Foundation for Democracy and Development (GFDD), entregaron el pasado martes los Premios Funglode/GFDD 2015, en las categorías Cuento, Poesía, Periodismo y Documental.
El presidente de Funglode, Leonel Fernández, encabezó la novena entrega de los premios junto a Marco Herrera, director ejecutivo de Funglode; José Rafael Lantigua, director del Centro de Estudio de la Cultura de Funglode, y Catherine Florentino, directora de los Premios Funglode/GFDD.

Los premios y reconocimientos fueron entregados por Fernández, Herrera, Lantigua, Florentino, y el escritor Tony Raful. Lantigua en la apertura del acto destacó la consolidación de la premiación al cabo de nueve años. También resaltó la calidad de los concursantes y el jurado.

Leo Silverio, ganador del primer lugar en la categoría Cuento, pronunció las palabras de agradecimiento en nombre de los ganadores.
Los jurados de los premios Rafael Molina Morillo, Basilio Belliard, y Félix ManuelLora Robles, estuvieron presentes en la actividad.

En la edición 2015 Funglode/GFDD se recibieron un total de 180 propuestas: 117 en la categoría de Cuentos, de las cuales 15 son provenientes de Nueva York, Estados Unidos; 10 documentales; 30 poesías, entre ellas siete de Nueva York y una de España; y 23 trabajos periodísticos.

Los galardonados en los tres primeros lugares recibieron premios en metálico que oscilan entre $30,000 y $100,000.

Ganadores. Premio de Poesía Pedro Mir Premio único: “Santuario”. Autor: José Frank Rosario, con el seudónimo Conde Rocamadour.

Premio de Cuento Juan Bosch Primer lugar: “El síndrome Heinz”. Autor: Leo Silverio, con el seudónimo El gatopardo del Caribe.

Segundo lugar: “Ni centurión ni pretoriano”. Autor: Estanislao Peña, con el seudónimo CCA. Tercer lugar: “Dead man doesn’t speak”. Autor: Víctor de Frías, con el seudónimo Mauricio Babilonia.

Menciones de honor. “Un mundo gris”, de Yaina Melissa Rodríguez Ramírez, con el seudónimo Arcoiris.

“Librisfuss”, de Aracelis Mireles, con el seudónimo Magdala.
“Crónica de un día cualquiera”, de Katiusca Vargas, con el seudónimo Medea. “La Señora Lake”, de Elizabeth Amelia Villamán Herrera, con el seudónimo Yamelie.