Las FARC ven lejos acuerdo con Uribe

Las FARC ven lejos acuerdo con Uribe

BOGOTA (AFP).- La guerrilla de las FARC aseguró ayer que el afán electoral del presidente colombiano Alvaro Uribe, lanzó al despeñadero la iniciativa de Francia, España y Suiza para lograr un intercambio humanitario de secuestrados por rebeldes presos, y reiteró que con él no habrá intercambio humanitario.

“Entendemos que en su afán de explotar electoralmente una iniciativa de los países facilitadores del acuerdo de canje, que aún no conocemos, ha lanzado al despeñadero todo un esfuerzo diplomático”, precisó un comunicado de las FARC en su página internet.

En el comunicado, que fue divulgado este lunes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) afirman que “el principal obstáculo para realizar un intercambio de secuestrados por rebeldes presos es la falta de voluntad política de Uribe”.

“Está claro que con Uribe no habrá intercambio humanitario. El país necesita un Presidente con voluntad política, no sólo para el canje, sino para pactar con la insurgencia y con la participación del pueblo, la solución del conflicto”, advirtió el grupo rebelde.

Al “lamentar la actitud precipitada y ligera del Presidente” (que el 13 de diciembre aceptó la propuesta europea), las FARC reconocieron “los buenos oficios de los gobiernos de Francia, Suiza y España”.

Sin embargo, reiteraron, “el problema de Uribe candidato es que pretende ‘muñequear’ (manipular) a todo el mundo con sofismas y falsas humildades”.

Resaltaron además que durante más de tres años Uribe ha apostado por el rescate militar de los secuestrados y que en este empeño ha utilizado todo el poder bélico del Estado y miles de millones de dólares aportados por el gobierno de Estados Unidos, “sin resultados favorables”.

Al reaccionar al pronunciamiento de las FARC, Juan Carlos Lecompte, esposo de la secuestrada ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, acusó a Uribe de malograr la propuesta europea.

“Uribe no tiene voluntad política de hacer el intercambio humanitario. Lo vimos cuando el 13 de diciembre mostró al país, de una manera precipitada, los avances que habían logrado Francia, España y Suiza”, declaró Lecompte a la AFP.

El marido de Betancourt añadió que, al hacer pública la iniciativa, Uribe “echó al traste lo poco que se había avanzado. Lo lógico es que se hubiera quedado callado y hubiera manejado el tema con prudencia. Es una muestra palpable de que no quiere hacer el intercambio”.

Por su parte, Fabiola Perdomo, esposa de uno de los 12 diputados secuestrados el 11 de abril de 2002 por las FARC, dijo a la AFP que la declaración del grupo insurgente “es preocupante y desesperanzadora”.

“Llama la atención, sin embargo, que dicen desconocer la propuesta de los países amigos. Queda abierta la posibilidad, entonces, sobre cuál va a ser su respuesta a esa inciativa”, agregó Perdomo, quien también coincidió con Lecompte en que es necesaria la voluntad política del gobierno para discutir el intercambio.

Ya el sábado pasado el número dos de las FARC, Raúl Reyes, en un documento divulgado por la agencia Anncol que difunde información del grupo rebelde, había insistido en la desmilitarización de dos municipios del suroeste del país para realizar allí el intercambio humanitario.

Francia, España y Suiza plantearon al gobierno y a las FARC negociar el canje en una zona desmilitarizada de 180 km2 en los alrededores del caserío de El Retiro (suroeste), como alternativa a la demanda del grupo rebelde de sacar la fuerza pública de los municipios de Pradera y Florida, en el departamento de Valle (suroreste).

Las negociaciones estarían encaminadas a lograr la liberación de 59 rehenes, entre políticos, policías, militares y tres ciudadanos estadounidenses. A cambio, el Ejecutivo excarcelaría a unos 500 miembros de las FARC, según ha pedido el grupo armado.

Las FARC es la guerrilla más antigua y poderosa que opera actualmente en Colombia, con un contingente estimado de 17.000 combatientes.