Las derrotas en el Mundial también hacen sufrir a las bolsas

Las derrotas en el Mundial también hacen sufrir a las bolsas

OSLO (AFP).- Las derrotas en el Mundial de fútbol también hacen sufrir a las bolsas de valores del país derrotado, revela un estudio de expertos estadounidenses y noruegos que aparecerá la próxima semana en el Journal of Finance. Según este estudio, una derrota en la primera fase del Mundial provoca una caída bursátil de 38 puntos de base (0,38%), cuando el revés no es aún sinónimo de eliminación.

Pero en las etapas ulteriores de la competición, cuando se llega a la eliminación directa (a partir de octavos de final en este Mundial), la bolsa pierde 49 puntos de base (0,49%) en caso de derrota.

“Para colocar estos resultados en perspectiva, 40 puntos de base (0,40%) de la capitalización bursátil británica equivalían a 11.500 millones de dólares en noviembre de 2005”, explican los investigadores.

Ello “equivale más o menos al triple del valor bursátil de todos los equipos de fútbol de la Premier League”, la primera división inglesa, añaden. La investigación fue llevada a cabo por los profesores estadounidenses Alex Edmans (Massachusetts Institute of Technology, MIT) y Diego Garcia (Universidad de Dartmouth), y noruego Oeyvind Norli (Escuela de comercio de Oslo). Estos expertos estudiaron minuciosamente las bolsas de 39 naciones futbolísticas al día siguiente de partidos de grandes competiciones, disputados entre enero de 1973 y diciembre de 2004.

“Ya sabíamos que la supuesta racionalidad de los mercados estaba afectada por los sentimientos individuales, y concluímos que la única variable que realmente influye universalmente en el estado de ánimo de los operadores es el deporte, y el fútbol mucho más que otra disciplina”, declaró el profesor Norli a la AFP.

Pero las investigaciones de estos expertos revelan que sólo las derrotas tienen un impacto en las cotizaciones bursátiles. En cambio, las victorias en fútbol no se traducen automáticamente en alzas del mercado de valores.

“Ello se puede explicar por dos razones. Ante todo, en un partido típico del Mundial, lo único que hace una victoria es propulsarte a la fase siguiente, pero una derrota elimina: eso significa que más nociva es una derrota” que benéfica una victoria, asegura Norli.

“Luego, también hay que tener en cuenta la psicología de los aficionados, que suelen sobrestimar las posibilidades de triunfo de su equipo: en 2002, más del 80% de los aficionados ingleses creían que Inglaterra derrotaría a Brasil (en cuartos de final, ndlr), pero para los ‘bookmakers’ (corredores de apuesta) las probabilidades de triunfo eran de poco más del 40%”, añade.

La Seleçao derrotó finalmente a Inglaterra (2-1) antes de ganar la Copa del Mundo (2-0) en la final contra Alemania.

Precedentes investigaciones ya demostraron que la derrota, por tiros penales, de Inglaterra ante Argentina en 1998 se tradujo en Gran Bretaña en un aumento del 25% de las crisis cardíacas. Y, también, que el índice local de homicidios fluctúa en Estados Unidos en función de los resultados del fútbol americano.

El pasado martes 13 de junio, la bolsa de Tokio -la mayor plaza financiera de Asia- sufrió su mayor caída en puntos (-614,41, o 4,14%) desde el 12 de septiembre de 2001, entre otros factores financieros por temores a alzas de las tasas de interés en Estados Unidos.

Sin embargo ciertos expertos no excluyeron que la derrota de la víspera de Japón ante Australia (1-3), en su primer partido en el Mundial de Alemania, hubiera pesado también en el negativo estado de ánimo del mercado, ya que son muy importantes los intereses comerciales que genera esa competición.