Lamenta falta de seguridad económica en países en desarrollo

Lamenta falta de seguridad económica en países en desarrollo

POR FRANCES WILLIAMS
La amplia mayoría de las personas en el mundo vive en países que aportan poca seguridad económica básica, que propicia el caldo de cultivo para “un mundo lleno de ansiedad y rencor”, dijo la Organización Internacional del Trabajo.(OIT).

Propiciarle a las personas una seguridad económica básica fomenta el bienestar individual y es beneficioso para el crecimiento y la estabilidad social, de acuerdo con un nuevo estudio* de la organización.

Las personas en países que ocupan lugares altos en la medición del estudio sobre seguridad económica, como promedio, son más felices. La seguridad económica también está relacionada con la democracia política y las libertades civiles, así como el gasto del gobierno en la seguridad social.

El estudio arrojó que al nivel del individuo, la falta de seguridad económica induce la intolerancia y las tensiones.

Guy Standing, jefe del programa socio-económico de la OIT que elaboró el informe, dijo que las inseguridades económicas y sociales se están multiplicando con la globalización y las políticas asociadas con esta.

El sistema económico global se ha vuelto más volátil y los trabajadores, cada vez más, están llevando la carga del riesgo, por ejemplo, a través de reformas en las pensiones y los servicios de salud.

El informe de la OIT parte de sondeos en hogares y centros de trabajo que abarcan más de 48,000 trabajadores y 10,000 empresas en todo el mundo, así como en la base de datos de la seguridad social global y las estadísticas nacionales.

Se valoraron más de 90 países que representan más del 85% de la población mundial sobre varias formas se seguridad vinculada al trabajo, incluyendo temas como la protección a los ingresos y las desigualdades, accidentes laborales, sindicalización, adquisición de capacidades y su utilización, desempleo y trabajo informal.

A partir de esta base, solo cerca de 8% de los trabajadores viven en países que aportan altos niveles de seguridad económica, de manera preponderante en Europa Occidental. Cerca de tres cuartas partes viven en países con pobres niveles de seguridad económica, incluyendo la mayor parte del mundo en desarrollo.

Los países nórdicos están en el tope de la clasificación, con Canadá como la primera nación no europea en la posición 10. Estados Unidos ocupa el puesto 25, lo cual refleja en parte su baja tasa de ratificación de las normas laborales de la OIT y la relativa falta de leyes de protección al trabajo.

El informe dice que la seguridad de los ingresos -que refleja no solo la adecuación del ingreso sino su estabilidad, previsión y justeza- parece ser el factor determinante más importante de la seguridad y bienestar económico general, mientras que los ingresos inadecuados afectan adversamente ambos.  

Los sistemas sociales convencionales son inapropiados para un mundo que se globaliza, caracterizado por nuevas formas de riesgo e incertidumbre, concluye el informe. Llama a una inversión de las tendencias actuales e insta a los gobiernos y las agencias internacionales a promover programas universales de protección social basado en los derechos humanos, en lugar de recurrir medidas selectivas que no logran llegar a los más pobres, o que no logran aportar una seguridad real.

Los sondeos en los hogares revelaron un apoyo abrumador a un ingreso mínimo para todos, acotó el señor Standing.

*Economic security for a better world (www.ilo.org/ses)
TRADUCCION IVAN PEREZ CARRION