La vitamina C y la artritis

La vitamina C y la artritis

Desde hace años, el consumo de antioxidantes se ha asociado muy especialmente a la prevención de dolencias del sistema músculo-esquelético. En particular, y según parecían demostrar diversas investigaciones, el consumo de vitamina C ha sido considerado hasta ahora como esencial para ayudar a combatir algunas formas de artritis, en especial, la denominada osteoartritis de rodilla.

Pero la realidad se ha empeñado ahora en poner de manifiesto una realidad diferente. Un artículo publicado en la revista Arthritis & Rheumatism dice justamente lo contrario. Investigadores de la Universidad de Duke, en una colaboración con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) estadounidenses, señalan que consumos superiores a los recomendados de vitamina C empeoran claramente la osteoartritis de rodilla. Los peores resultados aparecen cuando el consumo excesivo se da durante largas temporadas.

Virginia Kraus, la investigadora que ha coordinado el estudio, señala como posible explicación a lo observado que, «muy probablemente», lo que ocurre es que la vitamina C, así como otros oxidantes, dan buenos resultados en el corto plazo, pero no si se toman en cantidades excesivas por periodos prolongados. En este último caso, la vitamina C parece actuar sobre los mecanismos de formación de cartílago y hueso, deteriorando su calidad.