La Vega: ciudad de  fiestas
y múltipes  tradiciones

La Vega: ciudad de  fiestas<BR>y múltipes  tradiciones

MILLIZEN URIBE
m.uribe@hoy.com.do
Ahora que se acerca el Carnaval dominicano, la ciudad de La Vega cobra realce y se convierte en  centro de atención; sin embargo, si bien es cierto que este pedacito de tierra posee una de las fiestas carnavalescas más famosas del país, también  es verdad que forma parte de una historia rica en cultura y tradiciones.

 De unos 2287 kilómetros cuadrados, y ubicada en el mismo centro del Cibao,  esta provincia posee interesantes  relatos históricos que llenan de orgullo a todos los veganos.

Su gente es tan alegre y servicial,  que suelen decir: “En La Vega somos buenos todos”, y esta expresión es tan popular que incluso una firma de ron   destacó sus bondades a través de esta pintoresca frase. 

Su historia, su naturaleza.  La Vega es una de las  ciudades más antiguas del Nuevo Mundo. Su fundación data del año 1495.  Una parte importante del territorio provincial pertenece al llamado Valle del Cibao o de La Vega Real, que exhibe una exuberante naturaleza. 

Su suelo, sumamente fértil, es aprovechado básicamente para la producción de arroz, papa, ajo, yuca, habichuelas rojas, plátanos, vegetales y flores. En materia pecuaria y turística  ocupa una de las más importantes posiciones a nivel nacional.

Sus creencias.  El  pueblo vegano conserva muchas tradiciones. Su gente aún se deleita  con el simple compartir debajo de la sombra de un viejo y copioso flamboyán.

Todavía es de admirar cómo  tratan de incentivar o expresar su fe -de mayoría católica- subiendo a pie y descalzos por la cuesta del Santo Cerro, uno de los santuarios más importantes del país, para cumplir              una promesa hecha a la  Virgen de Las Mercedes,  cuyo culto es considerado como  la mayor expresión cultural que se origina en  La Vega.

Fiestas patronales y carnavalescas.                                        Cuando se trata de fiestas,  La Vega tira la “casa por la ventana” y ya sean sus patronales o el carnaval, en ambas festividades pone mucho empeño y mucha dedicación. En el caso de las patronales, tiene como particularidad la veneración a dos advocaciones de la Virgen,  y se celebran dos fiestas patronales: la de la Inmaculada Concepción, que culminan el 8 de diciembre,  y la de Nuestra Señora de la Antigua, que culminan el 16 de agosto.

Respecto al Carnaval, éste se ha hecho tan popular que probablemente no exista un  dominicano que no haya escuchado hablar de él. Esta celebración, que es   tradición no sólo para los veganos, sino también para habitantes de otros pueblos y en especial de los capitalinos,  es considerado por muchas personas como el más vistoso y elegante del país.

Todas estas características hacen de La Vega una ciudad digna de visitar para disfrutar, no sólo de  sus  fiestas carnavalescas, sino  también de sus cuantiosas tradiciones e  historias  .

Antecedentes

1494.

 Empieza a construirse la ciudad Concepción de La Vega y  la Diócesis por la bula Romanus Pontiex del Papa Julio III

1512.

El arzobispo de Sevilla manda a erigir la Catedral de La Vega.

1562.

Un terremoto destruye la  ciudad de La Vega, hoy llamada La Vega Vieja.