La tortuosa aventura de los centroamericanos hacia EU

La tortuosa aventura de los centroamericanos hacia EU

CIUDAD CUAUHTEMOC, México. AFP. A Silverio Coronado, un guatemalteco de 35 años, le atemoriza la odisea que significará atravesar México, junto a otros compatriotas, salvadoreños y hondureños, en una tortuosa ruta para llegar a Estados Unidos en la que podría incluso perder la vida.

Con una pequeña mochila a la espalda, vestido con un pantalón de lona azul, camiseta negra, zapatos tenis y una gorra, Coronado descansa junto a otros migrantes en un pequeño portal cerca de una terminal de bus en la mexicana Ciudad Cuauhtémoc, vecina al paso fronterizo guatemalteco de La Mesilla.

El bullicio es grande. Esta zona muy comercial donde las ventas de ropa, casas de cambio de moneda, restaurantes y pequeños hoteles que usualmente utilizan los migrantes indocumentados están abarrotados de gente día y noche.

«Llevamos unos pocos pesos mexicanos y unos dólares para comprar alguna comida en el camino, agua o medicina si es necesario, porque nos dijeron otros paisanos que nos alistemos porque el camino es duro», señaló Coronado a la AFP, mientras no despega el ojo de varios agentes de la policía federal mexicana que andan cerca.

En otro sector de Ciudad Cuauhtémoc, camina bajo una tenue lluvia Raúz Sánchez, un salvadoreño, cabizbajo y semblante esquivo, también indocumentado de 29 años con su vista puesta en Estados Unidos.  «Dicen que hay que ser desconfiado para cuidarse mejor en el camino», comenta Sánchez a la AFP.