La sabiduría de Salomón

La sabiduría de Salomón

Cuando el Presidente de la República visito a Colombia en calidad de presidente electo, tuve la oportunidad de compartir un pasaje de la Biblia y orar por su persona. Se trataba del libro 1 Reyes, capítulo 3, versículos del 3 al 12. Es cuando Salomón le pidió a Dios sabiduría. Y le solicitó un corazón entendido para juzgar su pueblo y para discernir entre lo bueno y lo malo. Era joven y aún no sabía cómo administrar el gobierno y el pueblo.

Y fue tal la sabiduría de Salomón que una vez fueron dos mujeres atribuyéndose que era la madre de un hijo que quedó vivo, porque el otro había muerto. Y resultó que cada mujer decía que su hijo era el que estaba vivo. Y fueron ante Salomón a reclamar la maternidad. Y él pidió una espada para partir al niño vivo, pero no hizo tal cosa, sino que era para ver quién en verdad era la madre. Y ahí se demostró la gran sabiduría de Dios en ese rey para juzgar. (1 reyes 3:16-28).

Y dice la Biblia que la palabra de Dios nunca retorna vacía, sino que cumplen siempre el propósito para lo cual ha sido enviada.

Recientemente, como si retomara la sabiduría de Salomón, el presidente Danilo Medina observó la ley que creó el Parque Nacional Loma Miranda. Mientras unos se atribuían ser más ambientalistas que todos los ambientalistas del mundo y otros se consideraban más respetuosos de las inversiones extranjeras y mineras, el Presidente dijo que ni se adhería al fundamentalismo medioambientalista, pero tampoco se sumaba al capitalismo minero salvaje.

El Presidente de la República optó por una decisión sabia, mesurada, oportuna, porque toda explotación minera debe ampararse en un estudio previo de impacto medioambiental que cumpla normas internacionales y dominicanas. Dicho estudio no ha sido presentado a la fecha.

Danilo Medina es partidario de que se haga un desarrollo minero responsable, como lo establecen en otros países como Perú y Chile. No se puede tener un capitalismo devorador de los recursos naturales y ecológicos.

Y deben respetarse los recursos naturales porque debe haber cierta protección por lo que el Creador ha dado a los dominicanos.

Aunque hay quienes se oponen a la decisión del Presidente de la República, creemos que es una sabia decisión la observación de la ley que declara Loma Miranda como un parque nacional. Y la no promulgación de esa ley debe invitar al liderazgo nacional, incluyendo a los legisladores, al sector empresarial, a la sociedad civil y a la iglesia, a entrar a una reflexión más seria y profunda y en paz acerca de la necesidad de establecer un equilibrio entre el interés de la inversión minera extranjera y el interés nacional de la protección de los recursos naturales.