La pagina

La pagina

Previously, en  La Página: Corría el año 2004. Hacía frío afuera, pero, como la vanidad tiene razones que la razón no conoce, la fila era más larga que la lista de los nuevos y espeluznantes impuestos  ¿La meta? Conseguir cualquier ropita de la colección de Karl Lagerfeld para H&M, sin importar que tuvieras que arrebatar, manotear, empujar y hasta mentir, sosteniendo la mirada. (¿A ustedes también les viene a la mente la situación política?).

En dos días no quedaba nada en ninguna de las tiendas de la cadena sueca. Pese  al éxito económico, Lagerfeld y H&M quedaron enemigos, porque el káiser de la moda alegaba que había diseñado para gente esbelta,  y la tienda había reproducido sus bocetos en tallas grandes.

(Insisto, ¡se parece a la política!) O sea, a las pobres gorditas –con alma fashion– que las parta un rayo…  ¿Hello? ¿Karl? Usted era una “manflota”  y rebajó  88 libras para ¡tallarse un traje de Hedi Slimane!  Para nadie es un secreto que las tiendas de consumo masivo han convencido a famosos diseñadores – Stella McCartney,  Lanvin, Jimmy Choo, Cavalli–  de que compartan sus creaciones a gran escala. (Iba a decir masas, pero no me pareció elegante…ni en el sentido de muchedumbre, o de masa corporal).  Años después, Lagerfeld vuelva a la carga, en esta ocasión para Macy’s, con Impulse, una colección de edición limitada, disponible a partir del 31 de agosto.  Siguiendo con las actividades de nuestra  a ratos  lluviosa, calurosa y no obstante fascinante ciudad, el anuncio de Saymon Díaz, sobre la presentación de Britni Espir y su tour Femme Fatale, el 8 de diciembre en el Estadio Olímpico –por si acaso usted había sido secuestrado por los extraterrestres–  ha provocado reacciones que rayan en el paroxismo. 

Además, los hará mejores personas saber que Jocelle Heinsen y Jesús Royuela, dirán el “sí, quiero” mañana, en una ceremonia en la Sagrada Familia, en Barcelona, España.  La recepción nupcial,  en el Hotel W Barcelona, también conocido como “hotel vela”, diseñado por Ricardo Bofill. Ella vestirá de Oscar De la Renta, y entre los invitados, Johanna Heinsen,  Andrés Augusto y Andrés Alberto Aybar, Nicole Rodríguez, Lorena Catrain, Yira Pimentel,  Andrea Luther,  Manuel Pellerano, Tetelín Bisonó, Pedro Rivera y Ana Curreya. ¿Una prueba de nuestro inagotable altruismo? este  montaje para que tengan una idea del divertido grupito de pasajeros.  Y  a  propósito de montajes, con una decoración futurista en AMG Café,   a cargo de Andrés Aybar,  Autozama presentó el nuevo modelo Mercedes Benz CLS 63, que es tan sofisticado, que juraríamos que tiene un sensor de clase,  que ante cualquier amenaza de un comprador que tenga el perfil de ser la encarnación negada del glamour,  trancaría el guía y le susurraría “usted no califica”.

O  sea, si hay Smartphones, lo normal es que también existan los Smartcars, ¿No? Entre los invitados, recibidos por Ramón Ernesto Morales, Fito Dietsch, Domingo Bermúdez, Alejandro Farach, George A. Nader, Luis José Asilis, Stephen Tiernay D’ Alessandro, como con un “tire”, Annie Canaán, Pamela Hartling y Bobby Jiménez. Además, Michèle y Crystal Jiménez, y muy elegantes, José Gautreau, Juan Carlos Gautreau y Mario Lama Bermúdez, quienes luego fueron vistos en Grappa, junto a un grupo de amigos, cenando todos muy correctos,  “como la gente”.  Y  el showroom de Peynado GA fue el lugar escogido por ShaveUrlegs para llevar  The TPago Experience Summer Party, con el dúo Holy Ghost!  y La Mala Rodríguez (que reunió más gente linda que pintalabios fucsia en el estuchito de maquillaje de Laura Yunén) y cuyas fotos les traemos como una cortesía de Liquid.com.do/Roberto Cadette. 

Entre las personas con más alta tasa de gozo, Helen Blandino, Olga Guerrero, Francisco Dauhajre y Vera Arostegui, muy linda en rosa, Dinorah Grullón y Gabriel Garrido, Gabriella Oller y Fernando Villanueva. Además, Franchesca Quiroz, Gina Pichardo, divina en un vestidito que decía “ueje-ueje-yo-voy-al-gimnasio-y tú-no”,  y la siempre chic Lucia Ferrer. Hablando de cosas chic, el fin de semana en Samaná,  Puerto Bahía, era el lugar para ver y dejarse ver. Desde el viernes –el hotel estuvo sold out–  los asistentes fueron recibidos por Manuel y Juan José Bancalari, en un Belvedere Warm Up Party, en Le Deauville, con DJ Conrad Wittkop en los platos y que se extendió, según una fuente de entero crédito “hasta la quimbamba”.

El sábado,  los botes anclaron  en  Cayo Levantado, esta vez con DJ Omar Andino, y los biólogos marinos aseguran que “el nivel del agua de la bahía subió una pulgada… ¡pero de champagne!”.  Après-plage todos en Compass Rose Lounge (bar del hotel The Bannister) tirando pa´lante, y el ambiente fue definido  como una mezcla de St. Tropez + St. Barths + el Carnaval de Rio= Puerto Bahía.  A la medianoche,   Café del Mar, donde Conrad Wittkop abrió y luego le dio paso a Jared Dietch de NY.

Cuenta la leyenda que las Magnun de Belvedere y las Moët & Chandon, todas  sencillitas con sus respectivas “pat’ e gallina”, obligaron a la Nasa a investigar la procedencia de esos  objetos luminosos de periódica movilidad. A  las 7:00, algunos decidieron “chapoletiar” en la piscina, para luego terminar en el mar. Entre los asistentes, Pedro Castillo y Carolina Mederos, Luis Alfonso Paniagua, Catalina Bermúdez y Alberto Yunén, Mamelia y Choi Hazoury, Marcos Valiente, Mónica Valiente, los hermanos Backhaus, Krystal Serret y Oscar Peña, Titi Baquero y Laura Nivar, Susy Heded y Michael Heusser, Carlos Toral, Diego Degaudenzi, Mariella Hazoury y Amanda Ferreira. Pero recuerde, no están todos los que son, ni son todos los que están.