La pagina

La pagina

Está comprobado. En todos los cuentos de hadas pasa igual. La princesa se ve envuelta en cualquiera de estas situaciones:

A) Besa a un sapo, que en estado natural se parece al príncipe Carlos y luego se transforma en algo similar al príncipe Guillermo. Nota: en algunos casos el sapo se queda igualito, no dice ni “jí”, pero eso no es motivo para que usted bese al país entero. Eso es ser poco seria, que conste.

B) Por estar privando en “figura”, sale “juyendo”,  pierde su zapatito de marca y el príncipe, en vez de pedirle el teléfono, se aparece en su casa con el par extraviado, mas, ¡surprise! unas sandalias Tribute de YSL y unos pumps de Christian Louboutin. Nota: la última parte difiere ligeramente de la historia original, pero creemos que sería un bello gesto por parte del príncipe como un paliativo a las horas de angustia y desolación sufridas post ausencia del zapato.

C) Cae en un profundo sueño hasta que se va la luz  y el calorazo no la deja dormir o la despiertan con un beso de amor.

D) No vuelve más nunca al salón y los moños le crecen tanto que se tiene que peinar con dos trenzas que se destacan desde su alcoba en una torre.

Nota: en algunas ocasiones, no es por falta de asistencia a la peluquería, sino, que la protagonista se pone como loca y se excede en el uso de las extensiones.

El caso es que luego de tantas vicisitudes, nuestra heroína y su príncipe azul viven perdices y comen felices. En los tiempos modernos, las historias mezclan muchos de los elementos. Veamos: una bella “ojiazul”, un apuesto joven con melena. La relación termina. Pasa el tiempo. Ellos se encuentran. El hada madrina de las bebidas espirituosas hace su magia.

Ellos se besan. El declara “al otro día, cuando me desperté, estábamos arreglados y felices”. Cualquier parecido con la vida real… es pura coincidencia. Siguiendo con las actividades de nuestra calurosa, “awikileak-eada”  y expectante ciudad, la semana estuvo de lo más variada. Desde un DJ en Palmilla hasta chapuzones en la piscina del Jaragua. Además, los hará mejores personas saber que César Castillo y Susana Kury son los felices padres de Valeria Isabel.

Por lo que en lo adelante, además del valioso aporte al listado de “bebecitos lindos” pasarán a un segundo plano y serán conocidos simplemente como “los padres de Valeria”. Tampoco podemos dejar de mencionar la inauguración del showroom de los carros Mini, y que a pesar de la lluvia reunió más gente linda que páginas selladas en el pasaporte del presidente Leonel Fernández.

Entre los invitados, muy bien puestas Gina Piantini, Leticia Troncoso, María Alexia Troncoso y Rafael Selman, Julio López y María Fernanda Arredondo, Mónika Mallén, Fortunato Canaán, Gustavo Martínez y Olga Ortiz, con unos zapatos de plumitas que parecían susurrar “si, somos edición limitada”. Pasándola muy bien y sin intenciones de disimularlo, Omar Andino, Yaqui Núñez del Risco-Mejía, el muy apuesto Heriberto De Castro Cáceres, tan impecablemente ensacado que le hubiera provocado una depresión al mismo James Bond, y unas muy esbeltas Filo Robles, Laura Yunén y Paula Lama… nada que envidiarle a las protagonistas de un comercial de Special K.

Y hablando de protagonistas, Guy Ecker, Vanessa Villela, José Guillermo Cortines y Martha González, parte del elenco de la telenovela Eva Luna visitó al país para promocionar el melodrama. La fiestecita, muy lucida y con toda la gente chic de la bolita del mundo, tuvo lugar en MKitchen, y se dice aquello fue una epifanía de champagne complementada por mozos que te llenaban las copas con la precisión de un reloj suizo.

Entre los asistentes, María Isabel Teran, el clan Bonetti completo, luciendo fenomenal, Vanessa Méndez y Marianne Eckhardt, Rosa Montes y Robert Bonetti. Además, Carolina Villamán, Miguel Ángel González, María Amelia Báez, Eduardo de Castro y Rochelle Vicente. Esa misma noche, en Misah, Marcelino Varela hizo gala de sus dotes de chef y obligó a todos a romper la dieta con unos deliciosos gnocchis de plátano maduro y blue cheese.

La Página, fuente inagotable de sabiduría y altruismo, en conjunto con nuestro equipo de diseño, les trae este montaje para que nuestros lectores se hagan la idea de cómo se veía el flamante chef de la semana en Misah.  Tampoco podemos dejar de mencionar la fiesta que ofreció Praia, en conjunto con Teodoro Armenteros (junto a Graciella Dietsch) y Frank Pimentel  (y su inseparable Sofía Montes), en la piscina del Hotel Jaragua y con la participación de LMFAO, las siglas de ehhh… “Loving My Friends and Others” (Jejejeje, versión para todas las audiencias). 

El famoso dúo, esos mismos los de  Party Rock Anthem y Champagne Showers provocaron escenas que rayaban en el paroxismo, que culminó con un chapuzón en la piscina junto a sus seguidores. Por allá fueron vistos, Plácido Fernández y Neni Chotín, Lía Castillo y Eduardo Antún, quien junto a  Christopher Backhaus se llevó el premio a los que mas “chapoletiaron”,  Antonia Ramos y Javier Pérez, Nicole Chotin, José  Gámez Lombert, y, desde luego,  DJ Conrad Wittkop, quien también compartió la responsabilidad de poner a todos a bailar, hasta que llegara el alba, un sapo se convirtiera en príncipe, alguien dejara –a propósito– sus zapatillas, o la despertaran con un beso de amor…