La nueva faceta de Francina Hungría

La nueva faceta de Francina Hungría

La ingeniera Francina Hungría ofreció hoy en el auditorio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) su primera conferencia motivacional, en la que aseguró que “la adversidad es la mejor escuela para crecer como seres humanos”.

En la conferencia «Lo mejor de ti, el poder de tu actitud: Transformando la adversidad en una oportunidad de superación constante”, Hungría ofreció claves y consejos para vivir una vida a plenitud.

Para mostrar cómo ha superado las dificultades que se le han presentado, la ingeniera hizo un recuento de su vida antes y después del asalto en el que perdió totalmente la visión.

“Perdí la vista y descubrí de mi misma fortalezas que yo jamás imaginé que llevaba dentro”, dijo la también presidenta de la Fundación Francina Hungría, contó además que recibió una invitación para asistir libre de costos al Miami LightHouse for the Blind –centro de rehabilitación para personas con discapacidad visual-, donde aprendió todas las habilidades para vivir con su condición.

Agregó que por su actitud positiva, el equipo del Miami LightHouse for the Blind creyó que ella era la indicada para motivar a las personas que ingresaban por primera vez en el centro, y en ese momento recibió su primera oportunidad de inserción laboral.
“Las grandes actitudes generan grandes oportunidades”, afirmó.

Ya agregó: “Hay que enfrentar todos los escenarios que se nos presentan con una actitud positiva y tener fe, porque la fe nos permite aceptar nuestras dificultes para luego descubrir nuestras fortalezas y de esta manera aprender”.

Hungría dijo que la fundación que preside nació de su deseo de aportar su granito de arena en beneficio de las personas con discapacidad visual en el país.

“Deseo que las personas no videntes de la República Dominicana tengan los mismos beneficios que yo recibí durante mi recuperación en el Miami LightHouse for the Blind”, recalcó.

Hungría, quien se desempeña como motivadora de familias de escasos recursos que enfrentan condiciones de discapacidad en los Centros de Capacitación del Gabinete Social de la Vicepresidencia de la República Dominicana, explicó que para adaptarse a su nueva vida tuvo que soltar el autocontrol y apoyarse en su familia.

A modo de reconocimiento, durante el encuentro, pidió un fuerte aplauso para su familia y su equipo de trabajo, de quienes dijo son su soporte en todos sus proyectos.

Se refirió al torneo clásico Beep Béisbol, el cual organizó su fundación, en el que personas no videntes pudieron practicar un deporte.

“El torneo contó con el apoyo de grandes beisbolistas, comunicadores y empresas socialmente responsables”, recordó.

Explicó que el Beep Béisbol es un juego que busca crear conciencia en toda la ciudadanía y demostrar las habilidades que puede desarrollar una persona con discapacidad visual cuando cuenta con las herramientas adecuadas.

Bastón blanco. En tanto que en otra parte de su exposición, se refirió al programa “Un bastón blanco para cada dominicano con discapacidad visual”, otra iniciativa de su fundación, orientado a insertar en la sociedad a las personas con discapacidad visual.

Sostuvo que en el país hace falta un cambio sociocultural que a favor de un trato digno y adecuado de los invidentes.

Hizo alusión a situaciones en las que personas que quieren ayudar pero no saben cómo guiar de manera correcta a un no vidente por una calle.

De las dificultades que ha enfrentado, dijo que le han dado oportunidades y aprendizajes. “Si bien es cierto que antes construía edificios con mucha pasión, hoy con la misma pasión construyo vidas”, concluyó.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas