La inversión empresarial en México se frena

La inversión empresarial en México se  frena

MEX7165. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 09/03/2020.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su rueda de prensa matutina este lunes, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). Obrador celebró este lunes la libre manifestación en la multitudinaria marcha de mujeres del domingo en Ciudad de México pero denunció que hubo grupos que mediante actos vandálicos intentaron provocar las autoridades. En la capital, donde cuanto menos hubo 80.000 manifestantes, hubo "grupos que quisieron provocar y afortunadamente los encargados del orden, también en su mayoría mujeres, resistieron y no cayeron en la trampa de la provocación de la violencia", agregó. EFE/ Jorge Nuñez

La economía mexicana paró en seco el año pasado y la falta de inversión de parte del sector privado puede ser señalada como uno de los principales frenos. Sin embargo, en medio de ese parón en el gasto de las empresas, hubo algunas que sí aprovecharon para expandir sus inversiones y, quizá, aventajar a sus competidores en el mediano plazo.
La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) despejó todas las dudas: la economía mexicana se contrajo 0.1 por ciento en el primer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador.
La incertidumbre por el rumbo que habría de tomar el nuevo Gobierno en materia económica y de negocios provocó que, de salida, la inversión fija bruta en el país cayera 1.7 por ciento en agosto de 2018, un mes después de la elección presidencial. En noviembre y diciembre de ese año, el monto disminuyó 3.9 y 7.9 por ciento, respectivamente. El año pasado, con la excepción de enero, todos los meses observaron una caída en la inversión, con un desplome máximo en julio de 9.3 por ciento.

“La incertidumbre se apoderó del ánimo de inversión y muchos frenaron o pospusieron gasto”, señaló José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).
“La inversión representa la puerta de entrada y el tipo de sendero que recorrerán los países hacia el futuro y el panorama es malo cuando el promedio anual de ese rubro en 2019 fue de -5.1 por ciento”.

De la Cruz añadió que desde que arrancó el nuevo milenio únicamente en dos ocasiones se había registrado una caída tan fuerte en la inversión en el país: en 2001, cuando el promedio anual descendió 7.2 por ciento y en 2009, en medio de la crisis financiera global, cuando la reducción fue de 11.4 por ciento.

“La falta de inversión en México es estructural”, mencionó. “Aunque el año pasado se acentuó el problema con muchas empresas que ante la incertidumbre decidieron amarrarse empresas de todos los tamaños”. Incluso las más grandes del país, aquellas que, en teoría, cuentan con la mayor capacidad de invertir, metieron el freno en 2019.

De acuerdo con una revisión de los reportes trimestrales de ganancias de las principales compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la mitad de ellas decidieron reducir su gasto en inversión de propiedades, plantas o equipos, un rubro que eventualmente les permitiría ampliar su negocio en el mediano plazo.

Por ejemplo, Grupo Aeroportuario de Centro-Norte redujo su inversión en el país en 58.7 por ciento respecto de 2018. Lo mismo ocurrió con Kimberly Clark, cuya inversión descendió 56.9% y Cementos Chihuahua 40.2%.