La importancia del tiempo de pareja

La importancia del tiempo de pareja

Es normal no planificar cuando se trata de sentimientos y amor. Ahora bien, una vez dado el primer paso y emprendida la aventura de estar con alguien, sí que es conveniente plantear y marcar objetivos. Es interesante señalar, desde el primer momento, las «pautas de trabajo»: establecer unos determinados momentos para la comunicación, distribuir de forma clara las tareas, tener claras las prioridades en la relación, etcétera. Una pareja no es la simple suma de 1+1.

Una pareja es mucho más. En todas las culturas, cuando dos personas se unen existe un rito que marca una transformación, un compromiso que trasciende a los dos individuos. Ahí hay algo que antes no había. Por ejemplo, yo me pregunto: ¿creo firmemente, hoy y ahora, que mi relación de pareja es para siempre?; y eso no significa que mi relación haya de ser para siempre. Pero si no me lo planteara de esa manera, mi pareja no sería tal, sino un mero conjunto de necesidades temporales puestas en común. A la pareja, para mejorarla, aunque esté formada por dos individuos, hay que tratarla como un solo producto.

Como cualquier empresa que dos personas emprenden en común, la vida en pareja no es fruto, sólo, del entusiasmo. Con el tiempo, hay que aprender a planificar, a fijar prioridades, a rectificar el rumbo. El análisis DAFO (dificultades, amenazas, fortalezas y oportunidades) permite una revisión periódica que,  refuerza esos lazos románticos del amor, el cariño y la pasión.  Hay parejas por las que vale la pena luchar, para convertirlas en el producto estrella de toda una vida. Otras, es mejor enterrarlas, por que sin dudas te harán miserable para siempre, decídete a saber diferenciarla.

La clave

Para saber si merece la pena no hay ningún decálogo, tan solo tenemos que pararnos a pensar en ello y, entonces, nos daremos cuenta si los objetivos que nos habíamos marcado eran los correctos.