La importancia de los atributos en la encuesta Gallup-Hoy

La importancia de los atributos en la encuesta Gallup-Hoy

Cuando los barcos de gran calado quieren atracar en algún puerto, seguros y sin contratiempos, se valen de los pilotos de experiencias que en muchos países les llaman prácticos, porque son quienes saben cómo vadear los escollos y evitarle problemas a  las naves  que les impida continuar su rumbos a otros mares y puertos, luego de concluir sus labores en esos lugares.

Según la encuesta Gallup-Hoy, recientemente publicada, el pueblo dominicano le ha dado una valoración especial a la experiencia de Hipólito Mejía,  en estos  momentos en que siente que las aguas están muy agitadas y se requiere de alguien que conozca la forma de enfrentar los problemas y darle soluciones prácticas y entendibles.

Me refiero específicamente a la  valoración que hace la gente con relación a  los atributos tanto de Hipólito Mejía, candidato del PRD como de Danilo Medina del PLD, pues cuando se les pregunta acerca de quién tiene más experiencia en asuntos de gobierno, le da a Hipólito 65.6% contra un 29% a Danilo, lo que pone en evidencia  que lo que la gente quiere y necesita es de un guía capaz de solucionar los problemas que les agobian, no de alguien que aunque enarbole discursos y hable bonito, no les ofrezca garantías suficientes de que podrá timonear la nave en momentos de crisis como los que tenemos por delante.

Pero la misma valoración positiva a favor de Hipólito se las da la mayoría de las personas cuestionadas en la encuesta, en lo referente a: Trayectoria política; quién está al lado de los pobres; el más  democrático; el que creará más empleos; le dará un mejor manejo a una crisis. Al que más se le agradece y se le tiene lealtad y simpatía personal;  está más dispuesto a los cambios que el país necesita; impedirá el aumento de los precios de los artículos de consumo diario; sabrá hacer un buen gobierno; tiene la posición correcta de los impuestos; combatirá la corrupción; es más honesto.

Porque los pueblos como el nuestro, sin empleos, deficiente educación, inseguridad, falta de medicamentos en los hospitales y además todo caro y sin electricidad, ha recibido demasiados bombardeos de  recetas etiquetadas. Lo han atiborrado de propaganda, spots  y de discursos que no han servido para mucho, pues los problemas aumentan cada día, mientras solo un grupo incluyendo funcionarios, aumentan sus poderes y exhiben sus riquezas.

El pueblo está dando muestras de que no está dispuesto  a favorecer a quien hable más bonito, haga mayores despliegues de poderío económico, utilice más cantidad de espacios de comunicación o se junte con más gente rica,  sino  como lo demuestra esa encuesta, al que goza de su confianza y  le otorga mayor capacidad para resolver los problemas, que además de ser el candidato opositor al gobierno culpable de estos desaciertos, es además el único ex-presidente. A quien la mayoría le reconoce experiencia. Así de simple.