La imagen de la nueva Primera Dama

La imagen de la nueva Primera Dama

POR ROSARIO TIFÁ
La República Dominicana amaneció hoy con una nueva Primera Dama, la doctora Margarita Cedeño de Fernández, una profesional joven, definida por muchos como sencilla, inteligente y de buenos modales, que podría darle una dimensión diferente a las funciones que desde ayer ha asumido.

Aunque enfrenta por primera vez una experiencia de Estado, algunos entendidos le auguran éxitos precisamente por la sencillez y discreción con la que se ha manejado en distintos escenarios junto a su esposo Leonel Fernández, quien se juramentó ayer como Presidente de la República.

A partir de su casamiento con el doctor Leonel Fernández, el 9 de febrero del pasado año, Margarita Cedeño ha sido blanco del escrutinio público y de las miradas curiosas, por lo que ha sido visible un cambio en su apariencia, en el marco de la sencillez que caracteriza su personalidad y de las funciones que  ha desempeñado y que tendrá que abordar como esposa de la máxima autoridad del país.

Diseñadores de moda consultados han coincidido en señalar que la nueva Primera Dama es una mujer de apariencia clásica, amante de los trajes sastre de chaqueta y falda, un estilo muy parecido al de la ex primera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton.

De ahí que haya sustituido algunas piezas como el pantalón por la falda, aunque ha mantenido su preferencia por  las perlas, los tonos pasteles y los cremas. El blanco y el negro mezclados son sus predilectos.

Algunos diseñadores criollos consideran que el traje sastre la hace lucir muy bien, y otros han opinado que podría sacar un mayor provecho a los colores y las texturas ligeras como el chifón.

Las recomendaciones abundan, por lo que hay quienes consideran que si quiere realmente marcar un estilo, debe seguir pautas de expertos en imagen, como es el caso de las primeras damas de Estados Unidos, que han aceptado sugerencias de Carolina Herrera, Valentino y Oscar de la Renta, como es el caso de Laura Bush y la ex primera dama de esa nación, Hillary Clinton. Estas páginas recogen las opiniones de tres diseñadores dominicanos sobre la personalidad, los cambios ocurridos en su forma de vestir y algunas recomendaciones que dentro de los cánones que fijan la etiqueta y protocolo debe respetar una primera dama.