La gripe aviar se desplaza hacia el este en Indonesia

La gripe aviar se desplaza hacia el este en Indonesia

Yakarta, (EFE).- La epizootia de gripe aviar de la cepa H5N1 en Indonesia se desplaza hacia el este del archipiélago y ha alcanzado ya Papúa, la provincia mas oriental y una de las más vírgenes del país, informa hoy el rotativo local «Kompas».

El australiano Laurence Gleeson, coordinador del Centro de Emergencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para enfermedades transfronterizas, informó en Yakarta de que se ha detectado el primer brote del virus H5N1 de la gripe aviar en Papúa y podría alcanzar varias naciones del Pacífico Sur si continúa su expansión.

«Si el virus llega a Papúa Nueva Guinea, hay otras naciones en el Pacífico Sur que también estarían amenazadas», manifestó Gleeson, durante la 28 Conferencia Regional Asia Pacífico de la FAO, que se celebra en la capital indonesia hasta el próximo viernes.

«Mientras exista mucha gripe aviar en Indonesia, está claro que supone de algún modo una fuente de enfermedad para otros países en el área», manifestó Gleeson.

Treinta personas han fallecido en Indonesia a causa de esa gripe en lo que va de año, los últimos cinco casos mortales se anunciaron el lunes después de que dieran positivo los análisis de laboratorio llevados a cabo en el país.

Las cinco personas pertenecían a la misma familia y murieron con pocos días de diferencia en las últimas dos semanas y media.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) espera para reconocer esas muertes el resultado de los análisis que se hacen en un laboratorio de Hong Kong, acreditado por el organismo multilateral.

Según Gleeson, el virus ha reaparecido además en Laos y se ha extendido a Bangladesh.

La gripe aviar es una enfermedad de origen animal que se transmite al ser humano por contacto directo con los animales enfermos o sus heces y apareció por primera vez en Hong Kong en 1997.

La FAO advierte de que la presencia del mal en las cabañas avícolas de más de veinte países aumenta las posibilidades de casos humanos y el riesgo de una mutación genética del virus que le permita su transmisión de persona a persona, lo que desencadenaría una pandemia.

«Este virus tiene el potencial para causar una epidemia realmente explosiva. Puede permanecer durante días en el medio ambiente de un mercado, por ejemplo, y tiene la capacidad de expandirse rápidamente», señaló Gleeson. EFE