La gente de La Zurza vive en “toque de queda”

La gente de La Zurza vive en “toque de queda”

El paupérrimo barrio La Zurza se ha convertido en tierra de nadie, donde después que oscurece la gente vive en un “toque de queda” por el temor que tiene a las bandas de delincuentes y narcotraficantes que operan en el sector.

Los residentes en este sector, que hace frontera con los barrios Villas Agrícolas y Capotillo, se sienten desprotegidos, temerosos e impotentes por los constantes tiroteos con armas de distintos calibres entre los bandoleros que se disputan los puntos de drogas.

Como producto de los frecuentes tiroteos, a pesar que en lugar hay un destacamento de la Policía, en la mañana de ayer cuatro personas resultaron heridas de bala, entre ellas la señora María de las Nueces y un menor de nombre Iván. La semana pasada el obrero José Luis Montero fue alcanzado por un balazo en el abdomen.

Ayer decenas de personas se tiraron a las calles a protestar por la inseguridad que hay en el barrio, mientras que varias organizaciones comunitarias, juntas de vecinos y el cura párroco de la iglesia San Juan Bautista, padre Antonio Méndez, pidieron al jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín  aumentar el patrullaje.